jueves, agosto 28, 2008

seguimos en la semana de la porquería: hoy, babosos y colectivos

No sé qué tiene la línea de colectivos 41 que concentra la mayor cantidad de parejitas babosas por metro cuadrado de toda la ciudad.
No sé, realmente, qué tiene, pero ya como que suficiente de little pajertos.
Hace un tiempo (y me pareció haberlo posteado pero no lo encuentro, si alguien quiere buscarlo, gracias, por ahí fue comentario en otro blog y mi incipiente senilidad no me permite recordarlo) dos babositos de no más de 20 años nos hicieron insufrible el trayecto desde Belgrano hasta casi plaza Once con ruidos (chirrrrp!! slurrrp!! mmmmlack!) ininterrumpidos durante los casi 40 minutos de viaje. Sí. 40 minutos con dos pajertos frotándose y dando a la vista de todos los presentes una habilidad lingual sin parangón en lo que refiere a la exploración de cavidades bucales, orejas y narices ajenas.

Ayer, no la misma parejita pero un par de similar rango etario, él abajo, ella sobre el escalón de la parte central del bondi, decidieron ignorar a los otros 90.388 pelotudos (quizás algunos menos, es cierto) que íbamos como sardina en lata arriba de ese 41, y se entregaron a la misma pasión desenfrenada de los ut-supra mencionados que, merced a tener todas las ventanillas cerradas por la lluvia y el silencio que imperaba, multiplicaba los ruidajes que procedían de sus chuponeos en un 300%%%. La náusea, el asco, el incordio.

Por supuesto, si lleva usted una motosierra en el bolso, intentará manotearla para hacer justicia por mano propia, pero... no, ensuciaría a todo el mundo y hay poco espacio para manipularla. Es el momento en el que uno desea, muy fervientemente, que uno de los que tampoco faltan jamás en este tipo de ambientes cerrados se ventee bien pero bien venteado uno de esos metanos densos, coliflorescos, que nos convierta a todos por quince segundos en los gourmets olfativos de un buen sordo y que un soberano pedo se les introduzca por boca y nariz a esos dos chuponeros compulsivos a modo de lección, para saborearlo bien saboreado. Nosotros nos la bancamos con onda con tal de que ellos la pasen mal.

Ah qué, si ellos andan cooptando la atención pública gracias a lo que de sus orificios proviene, que aprecien que quizás otros pueden hacer lo mismo... y además sin ruido alguno.
Y sin carpa, pedazo de infeliz infraperceptivo, o te pensás que tus hormonas no reflejan en tu cuerpo todas tus actividades pajertas y que no se te nota nada cuando te bajás del bondi?

23 comentarios:

Pepe London dijo...

Debe ser, después de la vieja que amaga a bajarse, lo más molesto del bondi.

Curiosamente esa líne me lleva y me trae del trabajo a casa.

Pablo dijo...

Usted no sabe lo difícil que es disimular una carpa! Igual, él se la buscó.

Luciano dijo...

Alguien dijo frotamientos?

Cachito dijo...

¿Qué tiene de malo la carpa...qué tienen de malo dos pezones enhiestos apuntando al cielo?

Porque si eso es condenable que le queda a quien le suceda lo que me sucedió a mí el infausto día en que me quedé dormido en un bondi durante mi por aquel entonces insufrible trayecto de cuarenta minutos y entregado a las delicias que me daparó Orfeo sufrí una polución como de medio litro por lo menos.
Hay que levantarse del asiento y caminar por el pasillo del bondi hasta la puerta de atrás con la frente alta...hay que bancarse ahí paradito junto a la puerta hasta que el bondi pare...hay que bajarse de un salto y dar dos o tres pasitos al trote en la vereda como indican los cánones y haciendo como si nada pasara...

No sean victorianos y cuídense mucho de linchar la líbido de los pibes de veinte años. Hay que besarse más, carajo!!!

Baterflai dijo...

Cachito: a vos hay que empalarte.

geraldinho dijo...

Qué linda sería la semana de la porquería, para regalarles porquerías a nuestros semejantes! Este disco de Maná es para vos. Y todo así. En fin

Yo no sé estos pibes como aguantan el dolor de huevos que se les ha de generar con tanta franela.

Carito dijo...

Para evitar los ruidos molestos de parejas idem en el bondi, lo mejor es el mp3 con el volumen muuuy alto, para evitar el venteo no coma porotos.

Monsieur Juan Carlos Côtelette dijo...

Lo mejor de flatear en un medio de transporte colapsante es la impunidad que la pared de carne le otorga al hecho.

Pruebelo!

Zoquett dijo...

A mi me pasó, en esos asientos de 4 enfrentados viste? Enfrente mío, se sentó una parejita adolescente [Cabe resaltar: 7am] que supongo yo iban al colegio, y se pasaron todo el viaje chuponeandose. No conforme a eso, el chico le levantaba la remera, le chupeteaba la panza...y hasta en un momento me pareció notar [Demasiado] que ella le acariciaba el ganso.


Un asco. De última, esperen a estar solos y se toquetean lo que quieran..hay un lugar y un momento para todo :S

Zoquett dijo...

Perdón, mais le Monsieur qui a écrit esa maravillosa palabra "FLATEAR" me hace abandonar la pc con una sonrisa gigante en la cara, producto de la carcajada que me pegué hace 5 minutos.


Fabuleux.

Mistral. dijo...

No será envidia lo suyo?, dejelos que se froten, que mierda!

Agusita! dijo...

diooos creo que hasta me dan bronca esa sparejas que se chupotean bien ruidoso y baboso adelante de todoel mundo, sin importarles nada apoyandose a lo loco mientras vos te moris por un toque de aire y espacio en la lata que es el bondi!
un beso grande

Guty dijo...

Me imagino la situación, dan ganas de empujarlos por la puerta abierta en pleno movimiento.
En fín, viva el amor, será la proximidad de la primavera.

Mari de Mardel dijo...

che... que estoy en pleno apogeo del amor con señor que he amado toda la vida y a mucha honra me he besuqueado en cada esquina desde la terminal de mardel hasta la costa que son como 15 cuadras!!!
Y no nos detuvo nada. Ni los 4 obreros de la construcción que se deben haber preguntado qué onda con estos pendeviejos??
él debe haber salido de Batán, como mínimo, y a ella le acaban de dar el alta de Magdalena. Andá a saber....

Ta bueno besarse! Pero admítolo: en la calle... que papelooooooon!!!

Baterflai dijo...

Mistral, porque nunca me falten comentaristas pelotudos como usted en este blog.
Amén, aleluya.

Baterflai dijo...

Bueno, Mari, un beso en la calle es una cosa y otra obligar al pan lactal relleno de carne que es el bondi a presenciar y oír cosas que en un telo quedarían fantástico, o en el living de tu casa, o en una terraza, o en cualquier lado donde la gente pueda circular, irse, no entrar o ignorarte por completo.

Muzza dijo...

No sé que es más repugnante, la imagen del bondi hot en hora pico o el comentario de Cachito...

Y sí, fue comentario en otro blog y tu incipiente senilidad no te permite recordarlo.

Fla-q dijo...

Pobres chicos! cuando uno se muere de amor, Batercita, el derredor no existe.
Hace frio para el banco de la plaza, y encima llovía.
Déjelos gastar hormonas así, que no lastiman a nadie. Si juntan mucha empiezan a romper botellas en la esquina a las 2 de la mañana.
Mírele la nuca al vecino, analísele el pitirosporum ovae, aproveche sus auriculares nuevos y piense en que poco falta para llegar. No se me ofenda por el osculo ajeno, compañera.

Baterflai dijo...

Fla-q, sólo lo que lastima físicamente realmente es disgustante? Epa con eso, eh.
Hablo de la desubicación, no de que esté mal el amor. Hay gente desubicada, nomás eso.

sergiob dijo...

Totalmente de acuerdo y no es por tirar flores ni ser un viejo, que no lo soy. ;-)

Es insoportable verlos en esa situación!

No es la única manera de demostrar "amor", en realidad es simplemente pajerismo.

Si eso hacen en público, qué queda para la alcoba? Mínimo, todas las posturas del kamasutra y algunas invenciones propias, no?

Es cuestión de respeto, como no usar el celular con el parlante externo, el nextel con el Push-to-talk que es tan molesto, las peleas con los chicos y todas esas cosas que hacen que el viaje -de por sí malo- se vuelva una experiencia de acumulación de odio.

Saludos y Plics! amorosos.

Mad Bunny dijo...

guet e rum!

Zippo dijo...

Me arrancó una sonrisilla evocatoria...

Nick dijo...

Justo hoy tuve ese tipo de compañía dos veces, a la ida y a la vuelta, en el de la vuelta pasó algo parecido a lo que relató Zoquett, solo que eran las manos del muchacho las que se perdían en las partes bajas de la joven, encima ella en un momento sacó el celular y se puso a escuchar la radio, así que supongo que mucha atención no le estaba poniendo a la cosa.

Pero el ruido que más me molesta de los ruidos que me molestan en el colectivo es el de los grupos que abren un celular y se ponen a compartir sus gustos musicales con todos los pasajeros.