sábado, julio 12, 2008

Milion, horrible

No suelo hacer estas cosas, pero ciertamente me indigna cuando no solamente te roban con la comida, sino que te atienden francamente para el culo.
Ayer fuimos con unas amigas a un lugar re top re fashion re pipi cucu hermoso de la calle Paraná, la verdad una casona milion puntos, aunque con algunos (muchos) de esos milion puntos en contra, sobre los cuales me encantaría advertir para que a futuro algún que otro lector pueda disfrutar de la noche porteña... en cualquier lugar menos en ese.

A vos, brillante entrepreneur de Milion, sugerencias varias:
- Constatá que los asientos que pongas en tu boliche estén hechos para SOSTENER GENTE, no para fomentar que se caiga al suelo (independientemente de su estado etílico, en este caso sobriedad absoluta). Los puffs cuadrados de gomaespuma no son para un lugar como ese. Cómo habrá sido que a cada una que iba llegando, la hacíamos sentar ahí a modo de "chiste" para ver si se iba a la mierda. Imaginemos a la persona en situación con una copa en la mano, y el riesgo de tirar todo en la caída. No da.
- La comida, si bien rica, un horror de escueta: nada más triste que un par de pinchos (chiquitiiiiiiiitos) nadando en la inmensidad de un plato blanco que además, fomenta la sensación de que ES POCA (Y CARISIMA). (editado esto, mirando la foto recuerdo qué era cada cosa) Pero claro, casona en pleno Barrio Norte, reciclada, re linda, ta ta ta ta. Se siente realmente que con cada pincho estás pagando el arreglo de la carpintería del lugar, o el error de haber ido ahí. No da bis.
- Al daikiri, tirale un poquito de ron. No soy precisamente inexperta en ese tipo de bebidas (amigo Nerón mediante). No sirvas un licuado de frutilla y ya está: serví daikiris.
- La atención: a quién quemo primero? a quienes no nos trajeron servilletas en 4 horas, pese a que se acecaron a la mesa a levantar cosas varias veces y era NOTORIO que no había ninguna (sobre todo por el desastre de humedad de vasos y botellas marcando la mesa)? a la que demoró los platos 45 minutos (más cuando vimos lo que nos trajeron: mucho tiempo para tan poco)? al que por más que hacíamos señas no nos daba bola? o al que ante la menor duda ante la lista desaparecía sin darle lugar a preguntarle nada ni a terminar de hacerle el pedido diciéndonos "elijan que ya vengo"? Nota importante: todo lo anteriormente descripto fue realizado nomás por dos mozos.

Ahora: agradezcan que salgo poco. A veces agradezco salir poco yo también.
Pero me da bronca que una reunión con gente a la que quiero muchísimo, algunos se encarguen de convertirla, gracias a su poca pericia, en una salida para padecer y no para disfrutar.
Obviamente, la responsabilidad no es de quien eligió el lugar: qué íbamos a saber!
Parece que "atención al cliente" últimamente significa, en más de una empresa / emprendimiento / local / negocio / bar / restaurant, cualquier cosa menos buena atención. Y no es "porque estoy pagando" que solicito un poco de mesura, nomás apelo a un poco de cómo llamarlo... humanidad. Está bien: sabido es que los negocios y la humanidad no siempre se llevan de la mano.
Ah sí, pero el lugar divino, eh, eso sí.

Update: en Guía Oleo también le dan con un palo a la comida y atención del lugar.
Digno espacio de concurrencia del Lic. Baralt para probar la slow food. (En los comentarios de Guía Oleo desde el 2005 que recalcan que la atención es lenta. Parece que estamos ante lo que se dice habitualmente "mantener un perfil parejo a lo largo del tiempo") :P

14 comentarios:

Vill Gates dijo...

Ese lugar es "fashion" Bater y entonces ya creen que pueden hacer cualquier cosa con la comida, la atención y todo lo demás.
Faltaba que dijeras, como suele pasar en este tipo de lugares devenidos en famosos: "Y me atendieron como haciéndome un favor". Es el paso que sigue.
La próxima, pizza y birra en lugar todavía no top de Palermo Hollywodsojocomosellame.

Baterflai dijo...

Mi único consuelo: tuve una Nikon D60 en mis manos toda la noche. :D
(mentira, tuve a mucha gente muy querida alrededor, eso fue lo valioso).
Pero sí, algo se me va a ocurrir para la próxima. No conozco lugares donde se sirva realmente COMIDA RICA y RAZONABLEMENTE EN PRECIO.

Recuerdo las tapas madrileñas y me dan ganas de llorar. :(

Baterflai dijo...

Aunque ahora lo pienso: con mejor comida y atención, va más gente y se masifica el lugar... y no sé si justamente ese es el objetivo de los dueños.
Hay que mantener cierta restricción espartana para que las almas un poco sensibles no se apoderen del espacio y lo conviertan en un "pub" (public house) común y corriente.

Creo que ahora entendí por qué nos trataron así: para que no volvamos.

Recuerdo la sorpresa cuando nos trajeron las tapas, tanto que le saqué una foto a la mesa. Cuando recuerdo lo que pagamos por eso y veo la foto, me indigno más.
Pero qué querés, soy de la época en la que aún se comía, no se "picaba algo".

Romi dijo...

Baterflai, para la próxima, pispeá el lugar al que vas a ir en www.guiaoleo.com.ar... quizás zafás de un garrón.
Y sí, tener en la mano una Nikon D60 es grosísimo :)

S William II dijo...

Premisa: Nunca entres a un lugar que ostente el título de "Restó - algo"

Lugares para recomendar a los que he ido: Olsen (un bar noruego(?) donde te sirven unos shots de vodka perfumado que son una delicia) y si te gusta la comida japonesa (no solamente el sushi) nada de paquetes sushideros palermitanos: La Asociacion Nikkai, en Indepencdencia y Piedras, tiene un pequeño pero acogedor restorán donde, a criterio de muchos, se come el mejor sushi de la ciudad.
Y no es caro...

Baterflai dijo...

romi, no era yo la encargada de organizar, es más, creo que antes las que organizaron habían tenido buena experiencia ahí, por eso fuimos; pero ahora que me comentás voy a chusmear qué dice en Guía Oleo al respecto.
Conociendo cómo son, le deben haber dado con un palo.

SirWII: la del sushi la anoto para ir con el Comando Ambulancia, aún me falta testear apertura gastronómica con el otro grupo, pero no está nada mal! gracias!

Baterflai dijo...

Jajajaja!! Miren Guiaoleo:

Extracto de comentarios de usuarios:
"Si hay algo que se destaca en Milion es el ambiente y la barra". "Es un lugar bien orientado a hacer `face´, a impresionar a una chica o a conocer la noche "gay friendly". "La comida es buena, pero escasa" y "la atención es poco idónea". Sin duda, "Milion cumple, pero no se justifica" "más que para tomar algo".

Ni que lo hubiera leído antes. XD

.:. chirusa .:. dijo...

uf, sí, es mi zona de influencia y soliamos ir a almorzar... dejamos de ir cuando se pusieron tan top que de puro tops te atienden como el reverendo top (eso sí, tenían un pan de campo que te chupabas los dedos)
La casona, bellísima, si hasta te imaginás entrando al carruaje con caballos... (ahora los caballos, son ellos)

Jorge Mux dijo...

Veo que los lugares "top" con atención espantosa y comida escasa son un mal endémico. En mi ciudad tenemos un par de lugares que se "convirtieron" en top -por decisión de los dueños-, aumentaron los precios, pusieron un par de luces "con onda" y bajaron la cantidad de las porciones de una manera escandalosa. Y quienes te atienden no son mozos/as, sino chicos inexpertos, escurridizos y malhumorados.

Guty dijo...

Entre vos y Fabio van a hacer cerrar todos los locales que yo todavía no conozco.

Fla-q dijo...

El que avisa, no es traidor.
En la página del restaurante dice que la atención es "informal".
O sea, el mozo no es traidor de servilletas y el cocinero no es traidor de comida.

geraldinho dijo...

Salir a comer y pasarla bien son dos nociones que la gente suele asociar, no sé por qué.

pillow of winds dijo...

El caserón de las hermanas Pais es MUY lindo. MOOOOY lindo.

Creo, que es uno de los bares más lindos de buenos aires. Esa casa es preciosa.

Sólo he ido a tomar algo, así que no puedo hablar de la comida.

Lo que sí puedo decir, es que los precios son altos. Supongo que para bancar el mantenimiento de ese terrible pedazo de arquitectura.

Anónimo dijo...

Muy recomendable "Dale perejil al toro", hasta ahora lo mejorcito que encontramos en muchos meses de "ver que onda este lugar" (el ama de casa en mi se fue con mi ex marido).

No es caro, te traen una entradita de manteca de roquefort o carnecita picante con tostaditas y pochoclos saborizados con aji ahumado... muy rico y luego los platos estan esmeradamente decorados.

Buen clima, te atienden MUY bien, y la musica no molesta.