viernes, mayo 16, 2008

¡último momento! reapareció Telerman (post larguísimo)


Después de la sorpresa que me generó haber leído que el BlueMan honorario inauguró el nuevo Puente La Noria junto con Mauricio, me encuentro en el RSS un nuevo post en su blog.
El sábado justamente estábamos hablando con UnServidor de algo que terminó siendo una ajustada observación en su Seleccione sobre los recortes de presupuesto a las escuelas; por mi parte comentaba que justo estaba por largar una pequeña recopileta de espantos porteños de observación cotidiana (mínimo ejemplo: el de Plaza Once a oscuras de noche), cuando a los dos días comencé a observar una buena cantidad de carteles por todas partes, que me comunicaban que "La Ciudad Trabaja".

Decimos: "timing". O paraguas preventivo. La cosa es que leo el post de Telerman y... podrás decir que apareció justo, -o lo llamaron justo- que también tuvo su timing, que todavía seguimos y seguimos pariendo las obras del subte H, que ver las plazas todas encerradas es triste... pero soy sincera: pasaron meses de la nueva gestión, y solamente encuentro que Mauricio sigue usando el mismo método cartelario de dirigirse a la gente, se empobreció el sitio del Gobierno de la Ciudad, y tengo mil y un preguntas para hacer respecto a mantenimiento del patrimonio edilicio, cuidado de la Reserva Ecológica y espacios verdes, qué pasó con la ley de bicing, por qué recontracuernos nadie controla las emisiones de gases de colectivos y autos, qué se quiso decir con lo de "más salud gratuita", entre otras tantas que se me ocurren.

¿Comparamos las gestiones? Y, no sé, cada una con sus cosas. Ninguna de las dos se ocupó (que yo sepa), por ejemplo, de esto que está acá abajo:

- Esto es lo que se llama "Reserva Ecológica" -

- Otra vista a nuestras hermosas playas porteñas -

- Un ejemplo de lo bien cuidada que está nuestra costa del Río de la Plata -

Y no quiero que la privaticen: quiero que convoquen a jornadas de limpieza. (pará, leé entero el post, no hagás clic en los comentarios acá para carajear) Que los que están al recontrarremilpedo en los centros de estudiantes repartiendo volantitos por cosas a las que definitivamente no les vamos a dar cinco de bola, se arremanguen un poco y también ayuden. No empecés por la revolución social: empezá educando para mejorar en lo más cercano. Que todos los que pasan y pasan y pasan corriendo por la Reserva como poseídos dando una, dos, tres, ochenta vueltas, por UN DIA, den una mano, si se les pide. Pídannos que ayudemos. Den oportunidades de participación. ¡Pero en serio! Ayúdennos a organizarnos. Los vecinos necesitamos eso: espacios de participación, estrategias de organización y educación para cambiar nosotros desde adentro la ciudad. Comunicación, una buena comunicación, para difundir eso.

El problema es que los porteños sentimos que Buenos Aires no es nuestra: es de las empresas de transporte (que nos tratan para el tujes), es de las empresas constructoras (que nos cobran pila de plata), es de las empresas de servicios (que son una cagada), es de los turistas (y padecemos los precios-turista en muchos lados), es del que te tira la basura en la puerta porque le chupa un huevo todo, es de los nosecuantos millones de dueños de perros que todos los días cagan en los espacios públicos, es de cualquiera que te clava el codo en las costillas. El porteño paga, entonces que se encargue otro. Así es como no nos hacemos cargo de nada, salvo de reclamar cuando no se cumple. Y así vamos cediendo, poquito a poquito, los espacios en los que podríamos hacer algo. Se paga para que la responsabilidad sea de otro.

¿Y por qué? Porque no se nos educa, pese a las empresas de transporte, constructoras, de servicios, etc., para sentir que Buenos Aires es nuestra: nuestra es sólo la misión de vivir reclamándoles a las mismas que cumplan, o de carajear porque tenemos que partirnos en siete para hacer efectivos los reclamos llamando, jodiendo, corriendo, perdiendo horas de laburo, etc. porque hoy para tal gremio porque tal empresa otra vez cagó a los empleados, porque por tal calle no porque hay obras de esto o lo otro, porque si querés disfrutar de un espacio verde que está bueno te vas a tener que apiñar con otros 500 gansos que van al mismo lugar porque eligieron (como vos) uno de los pocos lugares mássssomennnnos lindos que quedan, porque pasó una jauría de 20 perros 10 minutos antes y dejó todo sembrado de caca (por favor, paren de tener perros, paren, hay saturación canina ya, vuelvan al tamagochi). Estamos enfermos de ciudad, en una ciudad que no está sana. Bueno, sí, pero tenemos el tango. (?)

¿Buenos Aires va a reventar? Y, mirá, si siguen levantando torres, construyendo 7 pisos donde antes había 2, si la población sigue aumentando, si cada vez viene más población transitoria por temporada, si seguimos colgando cables y no sacamos los que ya no sirven, si los caños cloacales y pluviales son siempre los mismos, si las redes de agua se amplían pero los desagües no, y me ponen un cartelito de que "La Ciudad trabaja", a mí me da miedo de que de tanto trabajar y trabajar siga creciendo para arriba -o para otras partes un poco menos importantes-, y perdamos de horizonte la raíz, la raíz de nosotros, porteños, que necesitamos una dosis bien pero bien grande de conciencia comunitaria, TODOS, para empezar a mirar un poquito por el espacio común, y decidir qué es proyecto de verdad para la ciudad que habitamos, ya que parece hasta ahora, que quienes nos gobiernan, muy en claro no lo tienen. OK, multaron a una empresa. ¿Y el Juan Carlos Pirulo que onda? No "qué onda" para que lo multen: qué onda con hacerse cargo de hacer lo que puede para que la cosa no se agrave.

Por eso cuando leí el post de Telerman pensé que no está tan errado con eso de trabajar sobre los valores. Todos estamos cansados, a ninguno le alcanza mayormente la guita, es un mayo que se nos hace más o menos agosto de la desesperanza, sobre todo si contamos cómo nos están viendo afuera. Es necesario apoyarse en valores, respeto y convivencia, más allá de la tintura política.

Lo que sí, reconozcamos: La Ciudad no trabaja un pomo; trabajan y tienen que trabajar cada uno de los que dirigen y cada uno de los que la habitan. El corporativismo que se esconde en ese colectivo "Ciudad" nos desapega aún más del nosotros, del nuestra y del espacio que ocupamos en ella.
---------------
APDEIT:
¿Al lado de la Reserva? ¿Justo al lado? ¿Semejante despelote y todos esos decibeles justo ahí? Está bien que con la seca de lagunas y la obligación de especies a emigrar (o se pensaban que todo lo que viene pasando en la zona no hizo que una gran cantidad de pájaros, reptiles y demás se hayan ido de esos parajes) ya no queda demasiado ser vivo por ahí. Pero... ¿no es mejor propiciar a que vuelvan en lugar de seguir ahuyentándolos? Primero Palau, ahora Alas. Bien. Somos re solidarios, amor y paz. Genial. Qué buenos que somos los porteños. Amoioshos totales.

18 comentarios:

claudia dijo...

El problema es, de fondo, Bater querida, que los ARGENTINOS sentimos que Argentina no es nuestra . Es de los otros: del gobierno, de los ricos, de los del campo, de los negros...Y como no es nuestra (según nuestra acotada imaginación), esperamos que se hagan cargo los otros. Que nos solucionen: nos limpien, nos paguen, nos junten, nos amamanten... Como pueblo lactante (es es mi hipótesis, no llega a teoría), esperamos la leche de la teta de alguien (cualquiera da lo mismo). Si nadie nos alimenta, chillamos...Hablo en plural, pero sé, que no somos todos iguales. Tenés gente que se cuestina, gente que hace, que despierta a otra gente. Pero, "la impronta argentina", está. Ojalá evolucionemos alguna vez. Aunque sea de lactantes a deambuladores, para empezar a caminar...

ElTeta dijo...

Organización y participación son los enemigos de cualquier poder de turno.
De eso se tienen que encargar los opositores. Hasta que son gobierno y te dicen que muchas gracias. Que vuelvas mañana y en ayunas.

Eso es así en Buenos Aires y en todo el país.

(perdón por el optimismo)

Guty dijo...

Coincido con los comentarios anteriores. El tema es de fondo, y para nada exclusivo de los porteños, todos los argentinos somos más o menos iguales, a uds. se les nota el quilombo porque son más en menos espacio.
Por eso hay que darle bola a la educación, y no me refiero a aumentar el sueldo a los docentes, sino a ponerse las pilas y educar como se debe, más allá del ámbito escolar.

Muzza dijo...

"Yo no lo voté."

Blackant dijo...

Bater, Buenos Aires va a reventar. No cabe duda.

Cale dijo...

Un pueblo que piensa por sus propios medios no es bueno para las elecciones, Bater, eso lo tienen muy claro.
Si La ciudad trabaja es cambiar todas las esquinas y arreglar algunos baches, entonces Macri aprendió el oficio de ser político en muy poco tiempo...
Es mucho mas fácil (y lucrativo) arreglar calles y veredas a tener que hacer cumplir la Ley de Basura Cero, por ejemplo.
¿Sabían ustedes que existía esa ley? Ah, ¿no?, puede ser, es que nunca dijeron que teníamos que hacer para cumplirla...

Se están dando cuenta de a poco que Buenos Aires está creciendo exponencialmente, pero las medidas que toman son las mismas que se ponían en práctica en la época de la Colonia...

roy dijo...

Leí el articulo de El País, y me dan ganas de llorar...

Baterflai dijo...

Gracias por tenerme paciencia cuando posteo cosas como esta!

unServidor dijo...

No agradezcas la paciencia, Bater!
¿No ves que a tanto post, la dirigencia sólo responde dos palabras?
"Tengo aguante"...

Ojalá tuvieran planes, proyectos, inteligencia, tacto, sentido común, buen asesoramiento, ganas de edificar en vez de poner su cuadrito donde no hay pared...
"Tengo aguante" ó "La ciudad trabaja" tienen el mismo ADN.

unServidor dijo...

Yo preguntaría cuánto sale un tipo un día limpiando la costa de la Reserva... apuesto que es más que mi ABL anual.
Pues bien ¡yo les ofrecería canje!

Anaik Frita dijo...

Roy, acá te paso una caja de Kleenex, yo estoy llorando por el articulo de El País también...

Jorge Mux dijo...

Muy bien, Bater.
La falta de participación ciudadana nos está matando, en todos los aspectos y en todos los lugares del mundo.

La nota del diaro El País da ganas de llorar.

Baterflai dijo...

Hasta que no viene alguien de afuera y dice algo... no hay cosa que se pueda reconocer del todo, parece.
Así estamos.

Guty dijo...

Feliz cumple a la borrega.

Pablo dijo...

Coincido en todo, incluso en que la nota del diario El País da ganas de llorar. Pero ojo, que si bien dice en poco espacio miles de verdades a mansalva, me parece que es una nota escrita con anteojeras (u orejeras, como le quieran llamar).
Ojo, yo de geopolítica no entiendo nada, pero una nota que comienza con "Su relación con Venezuela la ha alejado de Estados Unidos, un conveniente socio y aliado" me parece -cuantimenos- algo tendenciosa.

Más allá de eso, tiene usté toda la razón, Bater. No hay espacios de participación, y los que había están desapareciendo a ritmo vertiginoso (con los culturales a la cabeza). Pero no estoy muy seguro de que nos los quieran dar. Quizá sea necesario que lleguemos al punto de no esperar nada, ni una comunicación -mala- siquiera, y arrancar nosotros mismos a hacer algo.

mosca brava dijo...

Es curioso lo del artículo de El País porque, en realidad, este gobierno o este régimen ("la maritocracia")es el que más se ha preocupado por observar los principios de la "corrección política" tal como la entienden los europeos, y el articulista lo que le critica es lo que le salió mal en el aspecto formal (resultadista) y no en lo medular que, me parece, debería ser debatir los contenidos de esos principios y defenderlos desde una posición de convencimiento, y no hace falta, para confirmar la hipocresía del articulista, mas que reparar en que aplaude el éxito internacional de Tabaré es un tema que, por lo menos, es controvertido desde lo ambiental.
Perdón, mi post también fué inintencionadamente largo.
Ah! En mi último viaje onírico a Grecia, encontré un cuero de oveja escrito en similares términos a tu post, por el poco compromiso de los habitantes de Atenas para con su ciudad. Ja!

Pepe London dijo...

Consideremos a los residuos plásticos como salvavidas alternativos.

La creatividad Macrista siempre presente.

Viva el pocho.
Apoye al plan quinquenal!

PD: Yendo por la General Paz se puede ver una construcción vieja que tiene la leyenda del plan quinquenal escrita aunque borroneada por el tiempo, hay que conseguir foto de eso.

juano dijo...

debo admitir que fui al recital de alas y debo admitir que ( mas allá de la sensacion de que los spots publicitarios me lavavan el cerebro) fue uno de los mejores recitales a los que fui ( sin contar el de chico cesar! obvio)

pero tambien tengo que admitir que mientras estaba en ese inmenso lugar y me vi rodeado de basura tirada por la gente pensé "che, que no estabamos aqui para ser mas concientes?" . no entiendo por que la gente es tan mugrosa,les haria tragar cada botellita descartable que tiran al suelo!