lunes, marzo 17, 2008

reloj no marques las horas

Creo que no les conté CUÁN FELIZ ESTOY ☺ de que hayamos nuevamente cambiado de huso horario. Bailo tregua y bailo catala delante de un almacén. Las felices personas volvemos a notar que para todo es re temprano, el día empieza antes, nos da hambre a la hora correcta y nos da sueño no demasiado tarde.
Pero a los relojes municipales les cuesta un poquito adecuarse nuevamente al paratrás.

Para el reloj del Cabildo, eran las tres menos cuarto.
Para mí eran las dos menos cuarto. Felicidad.
El reloj del Concejo Deliberante no cuenta, hace meses se hizo autista.

Para el reloj del Museo de la Ciudad, eran las cuatro.
Para mi feliz organismo eran las tres. Yupi.

Oh. Me siento revivir. La próxima que decidan por decreto desordenarme el sueño, los horarios de la comida, y lo que mi cuerpito quiera y sienta hacer... lo voy a tener que acatar, maldición, maldición y tres veces maldición. Pero sin ganas, eh. Conste.

12 comentarios:

VJ dijo...

los del subte, ayer seguian adelantados y casi me infarto pensando que llegaba tarde al trabajo...

bue, infarto no, dije "oia, llego tarde" y ya

ElTeta dijo...

seeeeeeeee!!!!!!!!!!!

.:. chirusa .:. dijo...

cashate, que yo recién entendí que a las 7 de la mañana sería más de día, cuando chiruso ésta mañana salió de casa más de día...

Porque si atrasamos el reloj, para mi, tenía que ser más de noche, lo cual todavía me parte el bocho.

Pero yo le hecho la culpa al trastorno horario en que mi organismo se vió envuelto...

O sea, que a partir del finde pasado, soy un ser superior... jeeeeee

Pau - NSYSV dijo...

jajaja, me hiciste reir mucho con tu final :)

zippo dijo...

Yo tengo los mismos sìntomas!hasta la comida me cae mejor!que grositù.
Tambièn estoy feliz ¿bailamos tap?

pal dijo...

argentinos todos: qué rolleeeeroooos queridos!!!
yo no conozco otra vida que la del horario de verano y el del invierno... y voy pa' vieja que me las pelo en buenas condiciones...
(en el fondo, me encanta tanto dar contra... les tengo un afecto especial... aunque le digan betarragas a las berenjenas... y dele (ya sé))

Baterflai dijo...

pal, es que allá se supone que como "nación civilizada" no te ponen el cambio cuando se les da la gana y en el mes que se les da la gana. Hay épocas (justamente, las de cambios estacionales en los equinoccios) más propicias para estas cosas, y no pleno verano, como nos sucedió a nosotros: somos seres orgánicos, con cuerpito, y además ya estamos "desplazados" dos horas respecto de lo que debería ser nuestro huso horario normal.

Nosotros también vivimos durante años los cambios de verano e invierno (mejor dicho: primavera y otoño, que es cuando cambia), pero sin preparación y sin tener en cuenta el biorritmo de la gente, se hace muy pero muy difícil de sobrevivir. Ni te cuento lo que era en Tierra del Fuego: todos cenando diez y media de la noche con el mismo sol que hay acá en Baires a las seis de la tarde.

Eh... pero creo que eso ya lo dije en muuchos blogs y muuuuuchos posts, no?

Ay qué lindo, recién son las ocho!! Aiii!! Bailemos tap por la strada.

El Profe dijo...

¡Qué bueno verla así de feliz!
por mi parte ayer fue un verdadero despiole: mi celular tiene una hora más, mi reloj pulsera se me perdió y el de la computadora... mejor no contar con él. De todas maneras me sumo al festejo y bailo polka vestido con tutú. :D

Mar dijo...

Pará que a mi con los relojes que no están en hora en los negocios me siguen confundiendo a veces miro uno y digo, zas! me quedé dormida! y después me acuerdo...ah no.

Maximus dijo...

No sé...pero el lunes me levanté una hora antes,m gentileza de mi desajustado reloj biológico. O sea, estuve en pie a las 4.30 de la matina, creido que eran las 5.30, cosa que me confirmo el reloj de la casa. Y no me pude dormir. Maldito zombie laboral. Odio al gobierno. Contratemos al pibe de V de Vendetta.

Mantis dijo...

Hasta se coge mejor y todo.

Penelope... dijo...

Es un manchancho, que te voy a decir. A uno no le responde el cuerpo de la misma manera...
Lo bueno es que desde el lunes pongo el despertador a las ocho y me consuelo pensando que en realidad serían las nueve. Cuestión que me invade una sensación linda de vacaciones...
Consuelo e´ tontos, pero algo en fin.