domingo, febrero 13, 2011

el mejor Almacén de Ramos Generales del sur

Una de las mejores cosas que se puede hacer en Ushuaia es ir al Almacén de Ramos Generales. Incluso: mejor es volver si ya estuviste antes. La historia del lugar es todo un caso: fundado por don Salomón cerca de 1915 sobre un edificio de 1906, fue el centro de aprovisionamiento de toda la ciudad en sus primeros años. Testigo de cambios y sucesos de toda la zona, funcionó incluso como albergue temporario para los náufragos del crucero "Monte Cervantes" en enero de 1930, cuando el barco que los traía de visita a la isla chocó contra una de las rocas cercanas al faro de Les Éclaireurs y decidió empezar a hundirse (pero todo eso es tema para otro post).

Ushuaia - Almacén de Ramos Generales


El almacén había sufrido un incendio y había cerrado. Pero fue reabierto luego de un trabajo de paciente restauración por parte de sus dueños, en 1996. Con el correr del tiempo se le fueron añadiendo espacios como el jardín de invierno, en el que habita una legendaria enredadera que creció adentro, salió para afuera y volvió por el techo y más recientemente un salón ambientado como la cocina original del lugar.

Ushuaia - Almacén de Ramos Generales

Ushuaia - Almacén de Ramos Generales

Ushuaia - Almacén de Ramos Generales


Con el correr del tiempo el Almacén se fue convirtiendo en una suerte de almacén-museo: en sus paredes las mismas estanterías de las que se servía don Salomón para organizar la mercadería, ahora se exhiben juguetes que fueron de los chicos de la casa, objetos que se vendían en el almacén y otros provistos por los mismos vecinos.

Ushuaia - Almacén de Ramos Generales

Ushuaia - Almacén de Ramos Generales


Posee panadería y pastelería propia (el pan de ahí es riquíiiiiisimo y durante toda la mañana va gente a hacer sus compras al lugar), sirven unos blends de té exquisitos y toda la comida es de antología.

Así que si andan de paseo por el "fin del mundo" muy recomendable es acercarse hasta el lugar y si andan con suerte, se cruzarán con Enrique, su dueño, tipo por demás agradable, dispuesto a relatar anécdotas de su vida y del lugar (que a veces, es más o menos lo mismo).

Mañana lunes adivinen a dónde voy a ir a comprar el pan! Ya hay en la alacena un frasco gigante de dulce de sauco esperando verter su contenido sobre algo digno. Y ese pan, tiene una dignidez que ni les digo. ;)

Hay más fotos y datos sobre el Almacén, en Flickr.

2 comentarios:

Nick dijo...

Uyy que lindo lugar, por las fotos se ve muy bien, si algún año encaro para el sur del sur pasaré sin falta.

Wiipon dijo...

Te lo dije (?) Debería considerarse pecado no probar el pan de nuez de ese lugar.
Muy lindas todas las fotos que has ido subiendo, no solo a este post, sino también a Flickr.
Saludos.