domingo, enero 16, 2011

insana competencia

Hola, bípedos estimados. No vengo acá a que me froten el lomo sino a que me ENTIENDAN. A que ENTIENDAN a este pobre, pobre gatito polar que de un día para otro vio amenazado su reinado por una micromolestia microestúpida y microencefálica. Pero compite porque AY QUE LINDO ES EL RATONCITO NUEVO CHIQUITITO QUE LINDO QUE LINDO ES (según ellas). Y yo que estoy en crisis de vómitos y de hacer caca fuera del "lugar apropiado" para ver si me dan algo de bola otra vez.

Un ratón pestilente me compite el territorio, aunque él, claro, debe soportar encierros prolongados en la pokebola del horror

ESTE ES EL MALIGNO SER QUE ME HA DESTRONADO




Está bueno. Puedo cachetearlo un ratito, curioseo un poco y sigo totalmente impune. Ventajas de ser mascota moderna.

5 comentarios:

Zoquett dijo...

Tenés un amibo roedor nuevo! Pero que lemmmmdo *.*
Acá en casa Atena -el can enardecido- también observa a mi cobaya con intenciones extrañas...creo que le ve pinta de milanesa, o algo parecido.

Luciano dijo...

Que liiiiiiiiiiindoooooo!
Deme dos!
Cómo hace un gato para luchiar contra su instinto? Es peor que para un cura!

Pablo dijo...

No sabía que los curas le daban murra a los ratones. Siempre dije que en este blog todos los días se aprende algo nuevo.

Guty dijo...

Rodolfo es un capo, me encanta ese bichito, bah, me gustan los roedores en general. No hay pelea con Camilo, aparte de la verbal?

Paula dijo...

Nada, incluso ya no se dan mutua bola. Ayer puse al roedor en la pokebola para limpiarle la jaula y el otro le pasó por el costado como si tal cosa.




Sí, una decepción.