jueves, agosto 20, 2009

cosas que pasan cuando uno "no hace nada"


Lo demás de lo que pasó ayer, claro reflejo de que cuando no se entiende qué signfiica responsabilidad no se puede pensar dos pasos más allá de nada.
Un aplauso a los jueces, que siguen confundiendo la palabra culpa con la palabra responsabilidad, vaya a saberse gracias a qué ideología mágica que los orienta.

¿Y saben qué es lo que me parece peor de todo? Que la banda, la podrida banda esta, no va a decir nada respecto al comportamiento de sus fans ayer. Seguramente avalarán todo lo que ellos hacen, porque seguramente, "tampoco estaban haciendo nada" con la actitud de mierda que tuvieron delante de los padres de las víctimas.

No sé, pero me acordé mucho de la famosa "obediencia debida" con esto. ¿"Nosotros no hicimos nada, solamente fuimos un engranaje más dentro del sistema y desgraciadamente, salió como salió", vendría siendo el argumento? Muy pobre como excusa.

- ah, miren, un video.

21 comentarios:

lopezrdiego dijo...

gracias por pasaar che!!!

"Premio Maria Amelia Lòpez Soliño" dijo...

interesante título el de este post.
salud y suerte.

"Premio Maria Amelia Lòpez Soliño" dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Zippo dijo...

No podría coincidir más. El no hacer nada es un retorcido truco muy usado para zafar de la culpa, pero nunca te exime de la responsabilidad. Con un grupejo de jueces que no puedan percibir la diferencia, estás salvado.
Y los pibes fans de ayer, bueno, tienen padres también, no? hagámonos cargo, aunque sea expresemos vergüenza ajena de esos adultos que son sus padres.

Manuchi dijo...

sí sí sí, completamente. Es curioso, pero me está sucediendo que aunque a mí me ecanta debatir y opinar, y, de hecho, puedo hacerlo muy bien con tantas cosas (porque lo cierto es que encuentro la tarea muy entretenida. Al menos para ver lñas reacciones de los demás...) Ahora no voy a hacerlo. Tal vez sea por el cansancio de estos días.
Pero sí me quedó rondando una idea, luego de escuchar tantas cosas, y es cómo cuando uno comienza a tener pensamientos tan estrictos e inflexlibles para con los demás, entonces debe necesariamente serlo con todos todos todos y con todo todo todo... porque si no, en algún lado se va a mostrar una falta de coherencia. Y lo mismo sucede con la flexibilidad, o sea, si uno permite, cede. Pero me parece que es algo que trae este mundo. Es tan así de ambiguo, tan polar, que de tanto movernos de un lado a otro (lo cual es inevitable) llega un punto en que la tarea nos agota al punto en quenos deja la única opción que nos traerá paz, y es la de dejar que eso que vemos, sentimos, escuchamos, etc... repose en el corazón.
PD: hoy estoy así...

Zoquett dijo...

Lo choto de acostumbrarse a las injusticias que se ven diariamente, o a los comentarios "ponciopilateros"...es que cuando pasan estas cosas, ya NO te sorprenden.

ElFlaco dijo...

Esperemos no tener que soportar un
ups!!! i did it again
Saludos desde la docta bater.

Guty dijo...

Como las clásicas "no es mi jurisdicción" o "me mandaron, es mi laburo", la verdad que uno ya no confía en nada ni nadie gracias a cosas como esta.
(mode hoygan on)
Encima, se separaron los redondos!!
(mode hoygan off)

Mauri P dijo...

Mas allá del análisis penal de la cuestión (donde a pesar de no tener mucha información de la causa me parece difícil que el tribunal no encuentre responsabilidad alguna) me parece que por una simple cuestión de respeto la banda no puede volver a tocar. Supongamos que no hayan "hecho nada", que no tengan responsabilidad ni culpa. Igualmente cada vez que se suban a un escenario o toquen esas canciones van a provocar un dolor terrible en los familiares de las víctimas, y no se ustedes, pero si estuviese en el lugar de la banda no me permitiría provocar el recuerdo del momento de la muerte de un hijo a nadie.

LocaComoTuMadre dijo...

Si entran con o sin bengalas, no es culpa de Callejeros, se les fue de las manos... Callejeros no tirò la bengala, fue alguien del pùblico. Igualmente el boliche no estaba apto para tanta gente, me parece errado culpar a Callejeros, y si mirar a los funcionarios que la sacaron bastante barata..

Saludos.

nosabenocontesta dijo...

"Banalidad del mal", llamó a esto cierta mina cuyo nombre es bastardeado últimamente en un pseudo instituto.

Hanna ahrendt, creo que se llamaba...

(la mina, no la que la bastardea...)

Carito dijo...

Loca: A Callejeros le pasó, las bengalas estaban en todos los recitales de por ese entonces. El problema de la banda fue llamar a despedir el año con bengalas, en un lugar cerrado y con miles de personas, te puedo asegurar que aunque no se queme el techo tampoco podés respirar.

Nick dijo...

Totalmente de acuerdo, la falta de acción también es una acción.

Si a la no condena le sumamos la actitud de los fans y familiares de la banda, y de la banda misma, la situación de bronca se potencia.

Obviamente no puedo saber lo que haría yo en el lugar de ellos, pero casi seguro que, como mínimo, no vuelvo a tocar con esa banda.

Oroglar dijo...

Creo que si se van a hechar culpas a alguien se las hechamos primero a la sociedad, que en ese entonces sabia que pasaban este tipo de cosas y no hacia nada al respecto, hasta que como sucede en casi todas las cosas de la vida, le tocan el culo a alguien o sucede una tragedia (o las 2 al mismo tiempo).
Es terrible lo que paso, como casi todo lo que sucede en nuestra sociedad con nuestro semi-consentimiento, dicese de robos, coimas, asesinatos, violaciones, pobreza, riqueza, etc... si hay algo positivo que se pueda sacar de esta situacion es esperar que hayamos aprendido, que avalar las perfidias de la vida cotidiana es seguir avalando lo que sucedio en Cromagnon.

Mauro dijo...

Sigo creyendo que los jueces (en la mayoria de los casos) se atienen a la ley porque estan para defenderla, que hayan absuelto a la banda es una falta de respeto a la humanidad toda. Creo que el problema esta en las leyes y en los códigos, no siempre es culpa de los jueces.

BZL (es Dipi) dijo...

Pau, como siempre, no puedo estar mas alineada con tu pensamiento. A mi todo este tema de cromañon realmente me pone muy triste, ver como pasan los años y no se aprende nada...

Ademas, la actitud frente a los padres es una cuestion de TACTO. Gracias por las palabras... beso

Gurisa dijo...

Realmente pesimo el festejo de los fans frente a familias que perdieron a sus seres queridos.
Que mal que habla de la juventud...

pal dijo...

Carito, mírate el video... deprime... ellos (como todos los grupos con recitales y bengalas) sabían de la ordenánza... a ellos les pasó, si, pero ellos - como los otros- sabían... ellos no cumplieron, como los otros tampoco y "mala suerte"... la pregunta es Y?
Porque los otros tuvieron más suerte a estos los dejamos pasar piolín?

ps yo sabía lo de Cromañón, pero este video me deja frita...

Hernán dijo...

Es un tema tan pero tan sensible, que ninguna opinión puede pasar desapercibida, todos tenemos algo que decir al respecto.

Por mi parte coincido con un comentario de más arriba, sobre las decisiones de los jueces que son condicionadas por la leyes.

Eso por un lado, y por el otro, la autoría y la participación, la intención y la negligencia, y la punibilidad y la responsabilidad penal son nociones que en términos legislativos y judiciales tienen significados -y aplicaciones- muy diferentes que en la vida común.

Si a eso le sumamos la variedad de teorías sobre qué es causa de un fenómeno, nos estamos metiendo en una discusión históricamente dividida en más de tres bandos [las teorías extremas, las opuestas y las miles de intermedias].

Como para cerrar mi verborragia, debe tenerse en cuenta que la absolución en sede penal no implica necesariamente que los miembros de la banda no vayan a tener que resarcir económicamente a las víctimas y sus familiares.
Eso sólo a modo de ejemplo.

[Perdón por la extensión!]

Anacostia dijo...

La mayoría de la gente no entiende la diferencia entre responsabilidad y culpa.

"Malombra" dijo...

Es un claro ejemplo de conciencia anestesiada...solamente de esa manera alguien podría lavarse las manos. Es, como dijo el Dr. "Javier Cánepa" en su libro "Los Caminos de la Vida", un espejo de su propia miseria.