jueves, abril 16, 2009

de paros y paredes

Hoy hay paro en las universidades públicas en reclamo "por aumento de salario y para que cobren los trabajadores ad-honorem, por becas de investigación y aumento presupuestario para enfrentar la crisis de la educación" (tal es lo que dice una de las tantas gacetillas que entraron a mi correo en las últimas horas).

Soy una del pilón de ad-honorem que vamos a enseñar por cierta concepción de que hay que devolver lo que se recibe -sobre todo si es bueno, claro, je-, pero que no deja de registrar cierto cansancio acerca de que ya es saturante participar en una sociedad (compuesta tanto por dirigentes políticos como pueblo raso) acostumbrada a hacer reposar dos de sus pilares fundamentales, como lo son la salud y la educación, en la buena voluntad de docentes, personal médico, investigadores, y una larga lista de incluidos que participan de ambos sectores. A mí me tocan los dos de cerca por razones varias; desde hace años se nos prometen cosas que entran dentro de los plazos entre el nunca y el jamás, y de solo pensar que hay una gran cantidad de pocoidóneos y calientasillas por un lado, y voluntariosos y capaces desplazados a sectores administrativos por movidas políticas varias, sinceramente y como ya me han leído escribir por acá, se me ponen los ovarios lacios.

Si bien por un lado están los que se aferran al cargo que tienen porque es lo que tienen, hay otros que nos aferramos al cargo que NO tenemos -una ayudantía no rentada es un no-cargo aunque implica responsabilidades, sobre todo para los que entendemos que no somos un mueble más al lado del pizarrón e intentamos llevar adelante una clase dentro del espacio que quien tiene a cargo la comisión nos otorga- y seguimos tirando para adelante. ¿Y saben qué? No nos cansamos de ir a desbastar neuronas pagándonos el colectivo con alguno de nuestros otros trabajos, ni de ir a correr por un pasillo a decirle enésimamente al de técnica que no anda el micrófono, ni de pelearnos con apuntes que no sabemos dónde están o no se pueden leer. Esas son pavadas que dependen de quien tiene a cargo su trabajo y a quienes medianamente les podemos tirar de la paciencia de amable modo para que solucionen lo que les toca... aunque también entendemos que la falta de presupuesto hace lo suyo y que a muchos la noción de responsabilidad les pasa únicamente por el bolsillo.

Nos cansamos de que esté metido, pero bien metido en la cabeza y en la costumbre, eso de que "es natural" que la buena voluntad tiene que ser de quienes tienen la ocupación de enseñar, buena voluntad que es rapiñada por cuanto partido político ronda cerca para ser usada como caballito de batalla (caballito que se les cansa pronto o que mucho para la batalla parece que no sirve, porque todo sigue igual desde hace años).
Nos hartamos de que se nos use como excusa, como razón obvia, como palabra vacía.

Y el día que haya coayudantías rentadas, espacios de investigación rentados, ampliación de planta permanente en hospitales, etc, espero no ver, al lado del pizarrón u ocupando un lugar a ninguno de estos que dicen interesarse tanto por los derechos que muchos hemos defendido para tantos otros, cuando había -hay- que ir a hacer lo que se tiene que hacer nomás por el simple hecho de lograr un buen resultado humano al final de un cuatrimestre.

Aprovecho para agradecer en este post las sombrillas amarillas de las plazas en verano, el micro para turismo, la circulación doble mano en algunas avenidas y que todavía tenga tizas para dibujar un cuadro sinóptico en el pizarrón.

12 comentarios:

Natalia Alabel dijo...

Yo también soy ayudante ad honorem y concuerdo contigo...me jode que en los diarios no se diga nada en la tapa sobre la marcha de ayer.

Qué soretes inmundos que son.

Entre un abogado y un periodista, me quedo con el abogado, con eso te digo todo.

El Profe dijo...

A veces me pregunto ¿Cuándo se replantearán las materias pendientes más importantes como lo son la salud y la educució? es bueno saber que hay gente que retribuye de alguna manera lo que recibe, lo aplaudo y me hace sentir orgulloso.
¡Un abrazote amiga!

Jorge Mux dijo...

Concuerdo con usted, Bater.

No falta el hijo de puta que te diga "Ah, pero cuando elegiste trabajar ad honórem fuiste vos la que aceptó esas condiciones"

Lo único que difunden los noticieros es: "Otra vez los docentes hacen paro para pedir aumento", sin especificar que dentro de esa demanda hay decenas de otras demandas (estabilidad laboral; sueldo para los ad honórem, blanqueo de sumas en negro, estabilidad laboral, cumplimiento de promesas pactadas); sin tener en cuenta, tampoco, que cada estamento -EGB, polimodal, terciario, universitario, nacional, provincial, municipal, privado- tiene un millar de demandas específicas incumplidas. De modo que la cantidad de sueldo es uno de los puntos quizás menos importantes.

Estuve manteniendo una larguísima discusión justamente por estos temas:
http://www.quejateconmigo.com/2009/03/28/queja-sobre-los-maestros/#comments

unServidor dijo...

Supongo desubicado decir que cuando leí lo de la sociedad "acostumbrada a hacer reposar dos de sus pilares fundamentales"... creí que eran los cachetes en las sillas.

Si, era desubicado. ¡Perdón perdón, perdón, perdón!

Guty dijo...

No es por mi laburo, pero sé de primera mano que los docentes son los que mantienen el sistema educativo. Como dijiste en el post, hay muchos que ni siquiera cobran, al contrario, pagan para trabajar por el mero hecho de saber la importancia de su rol (no es mi caso).
Supongo que en salud debe ser parecido.

Baterflai dijo...

Mux, el post que mencionás tiene una cantidad de pelotudos de altísima calidad en los comentarios!!
Después son los que ante la primer dificultad, dejan la universidad pública y se pasan a una privada.
A veces diría "mejor", pero... no puedo ser tan poco consecuente.

Ah, por supuesto que hoy mientras dábamos clase, entró el grupete del MST a decir sandeces al aula y me acordé mucho de este post. La próxima les digo a los alumnos que quienes no tengan ganas de escucharlos, pueden levantarse y retirarse del aula hasta que ellos terminen.
Como apagar la tele cuando dan un programa de mierda, no? Bueh, igualito.

Fla-q dijo...

Es común que en nombre de la vocación te hagan laburar gratis.
Los que desarrollan su vocación se alimentan del crecimiento intelectual de sus congéneres...

Baterflai dijo...

Talcualmente, como si fuéramos zombies al grito de... ¡¡¡BRRRRAAAAAAIIIIIINNNNSSSSS!!!

Gurisa dijo...

No es contradictorio un gobierno que aboga por los "derechos humanos" y no se ocupa de los más elementales derechos constitucionales como educación, salud y justicia? Digo, también son importante, no?

Muzza dijo...

El problema con los paros facultativos es que el grueso de los alumnos lo toma como un feriado más. Al menos esa es la visión que se recibe en la FADU.

Y los partidos... no solo en la Universidad pasa esto que decís; siempre se colgaron de lemas y motivos en boga solo para sumar unos puchitos más.

Bárbara dijo...

De acuerdo con Gurisa: considero que en este país no existen los Derechos Humanos. Mientras haya gente que no recibe educación, que se caga de hambre, que es explotada en sus ?trabajos?; mientras todos los chicos argentinos no tengan una casa donde vivir,... el versito de los "derechos humanos" es bien retorcido.
besos Baterflai y muy bueno tu post.

Bárbara dijo...

Bueno, y aunque fuera solamente UN niño, UNA persona, UNO solo que tiene hambre y/o no recibe la educación que el estado debe brindar, entonces tampoco hay derechos humanos en Argentina.

saludos