viernes, febrero 27, 2009

la vida me sonríe casi en silencio (que no es poco)

Hace algunos meses y desde este mismo lugar, despotricaba contra la ordenanza municipal que obliga a los ascensores a tener instalado un dispositivo que hace "pip" al pasar por cada piso, para orientación de personas con capacidad visual restringida o nula.
El caso es que despotricaba no por ser una maldita jodida (que lo soy, en fin) sino porque el recalcitrante "pip" del ascensor de mi casa, me queda a escaso metro de mi puerta y el eco del pasillo hace que (pip)ⁿ, por lo que el retumbe del ruidejo de marras está siempre a dos micrones de quitarme la poca cordura que me queda.

Incluso llegué a preguntar a la administración si no había manera de erradicar esa molestia ruidógena de mi vida (o séase: sacarle el piputo al coso), a lo cual me respondieron que si llegaba a caer una inspección y no estaba el piputo puesto, multa y oprobio.

Hasta que agarré al Angel Guardián de Nervios y Erradicador de Posibles Malhumores cambiando el panel del ascensor. Le pregunté si había manera de bajarle el decibel al piputo y... LO HIZO!!! Casi no se oye!!! Pero sigue estando, o sea que multa minga, pero ya no trastorna.

Sï, ya sé, flor de pelotudez todo esto, pero... no saben cuán importante es para mí bajar el nivel de contaminación sonora que me rodea.
En tu caso, ¿cuánto bochinche hay a tu alrededor que ya no registrás porque te terminaste acostumbrando?

19 comentarios:

Mistik dijo...

De chica mi viejo vivía a 1 kilómetro aprox. del aeropuerto...Imaginate.

No Smoking dijo...

Vivo en la misma manzana en que están los bomberos y hasta comprobé que es donde más se siente la sirena (Ni en el mismo edificio de los bomberos suena así), que hacen sonar para llamar a los bomberos en cada emergencia...

Para que se den una idea, las personas que vienen a casa y escuchan la sirena por primera vez se asustan mucho mucho xD.

Ya estoy MUY acostumbrado y ni me despierta cuando duermo.

YO, la peor de todas dijo...

Primero Baterflai, què suerte que volviste a escribir...me encantan tus post y los extrañaba.

Yo te comprendo pero no sabès cuanto!!! En mi caso el pip, suena segùn el dìa: Un dìa es la queridìsima Floricienta, otro dìa es el CD de la inigualable tira "Casi Àngeles", de vez en cuando alguno que otro autor de canciones infantiles a repeticiòn, contra las que no tengo nada en especial, pero el gran dilema, es que mi depto, queda enfrente de LA CALESITA... Desde las 10 horas de la mañana, sea cual fuere el dìa de la semana, hasta las entradas ya 21 hs. (hora Kristina), motivo por el cual los niños siguen dando vuelta sobre ese elemento odiado y giratorio, mi departamento es la sucursal de PACHÀ infantil...

MMMMM, no sè si me explico, muchas veces para poder comentar algo en familia hemos debido elevar el tono de la voz, provocando màs contaminaciòn acùstica aùn...

Me diste pie para descargar, gracias por la catarsis.

Cuando quieras pasà por casa

http://locotidianoesfatal.blogspot.com/

Chap! dijo...

Creo que la existencia (y necesidad) del despertador hacen de la contaminación sonora un monumento.

Tuky dijo...

Todavía no me acostumbré, pero tengo muchas, muchas ganas de hacer un "pajaricidio" al reloj cucu (de los grandes) de mi vecina. Tipo 2:30 de la mañana sería una hora interesante

roy dijo...

Tres edificios en construcción en mi cuadra. Dos enfrente y el restante a una casa de distancia de la mía. Nada para agregar.

el_tipo dijo...

la fila de camiones de basura saliendo de su base a recorrer la zona sur de capital.
Y varios que paran bajo la ventana del living a compactar la basura.

decí que es un rato, nomás...

Las cortinas metálicas y los mioncas de carga y descarga correspondientes en el depósito que está justo enfrente.

decí que a esas horas estamos casi todos laburando...

pillow of winds dijo...

Justamente, dos de mis últimos posts eran sobre eso.

Y se viene otro.

Me ponen loca los bocinazos, los bebés llorando en los colectivos de larga distancia, y los que creen que todos queremos escuchar la cumbia que tiene en su celular mientras viajamos la ciudad.

Error.

Pillow_of_Winds dijo...

Me comí un par de palabras en el post enterior.

Sabrán entender.

Guty dijo...

Algunos se acostumbran a los ronquidos, yo en mi caso a los ruidos de los bichos que pululan por mi mansión (?): grillos, mosquitos y la perra que corre por la terraza y mete bulla todita la noche.

.:. chirusa .:. dijo...

No hay, no hay ruidos a los que pueda acostumbrarme. Puedo estar más o menos sensible a ellos, pero la contaminación sonora me destruye.
el_tipo, estás a metros de Perdriel?

Nick dijo...

Hasta los 4 años vivía a metros de las vías del tren, por suerte hace muuucho que estoy viviendo alejado de todo, con solo el murmullo de los autos por la autopista.

El problema es que varios se avivaron de esta paz y se empezaron a venir para acá, pero como tienen síndrome de porteños no pudieron cruzar la General Paz sin poner primero una alarma, que, obvio, se activa sola a las 3 de la mañana.

Eso y los fucking perros, mi abuela decía que le ladraban a las moscas. Cada tanto algún vecino pasa múscia, pero son los menos.

¿cómo venimos del humor bloggeril? ¿vuelven los posteos más periódicos?

Pongase las pilas que tenemos que pelear para que el próximo blogwurst (o como sea) venga para estos pagos.

Baterflai dijo...

Estoy volviendo de a poquiiiiiiiiiiiiiiito!! :)

También tengo una obra en la esquina. Vivo a 10 metros de la esquina. Antes tenía una obra enfrente. Enfrente es enfrente, directamente.
Curiosamente algunas molestias vecinales se han suprimido, denuncia en la comisaría mediante. ;)
Ahora tengo un vecino que canta ópera. Ni bien detecte de dónde viene, sale otra denuncia. Yo ya no me como más ningún garrón por desubicación ajena.

Fla-q dijo...

Enhorabuena, Mariposa!!!!
Me entero de dos buenas noticias simultáneamente, porque no sabía que habías aniquilado a esa linda vecina teenager adoradora concietudinaria de Cris Morena.
Felicitaciones!

unServidor dijo...

¿Y la Ley-Ordenanza-Decreto no podía decir que, en vez de contar cada piso, diga el número de aquél donde se detiene?

O si no, un suponer, que te vibren los pies, ponele.

Pablo dijo...

Yo lo único que escucho es silencio. No, posta: antes vivía al lado del Parque Rivadavia, sobre Doblas y a una cuadra de la avenida. El bochinche era in-so-por-ta-ble.

Hace casi 3 años me mudé a Agronomía y fue una de las mejores decisiones de mi vida, jeje. Te juro que el silencio se escucha, los domingos a la tarde es increíble.

Lo único que lo altera es la canchita de fulbo que hay a 40 metros. Pero cuando no está abierta, es un placer.

Baterflai dijo...

Unser; la ley-ordenanza-decreto, si fuera coherente, indicaría que tendría que haber otro socotroco igual DEL LADO DE ADENTRO DEL ASCENSOR. Que se sepa la gente no solamente se toma el ascensor en planta baja para subir, sino que después también tiene que bajar. :P

Pablop: ves?? Quiero silencio que se escucha!! eso quiero! silencio estrepitoso!! AAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHH!!!

Fla-q: cuándo brindamos??

unServidor dijo...

Ma'sí... A ordenanzas ciegas, oídos sordos. (?)

Cassandra Cross dijo...

A vos qué te parece... Pasé de vivir en una ciudad donde me despertaba el canto de los gallos, a la capital nacional del quilombo automovilístico (ciudad de La Plata, con un promedio de 1.5 automóvil por habitante), y en mis últimos dos años de residencia allí, a una cuadra de distancia de la estación de trenes (el FC Roca, que encima es diesel).
Llegué a la conclusión que una se acostumbra a todo cuando necesita dormir, pero después no debería ser extraña alguna que otra reacción intempestiva y temperamentaloide "sin explicación".
(En estos momentos llevamos una semana de obras en nuestra calle, con lo cual despertamos al ritmo del querido martillo neumático y los Bobcatitos primos de Wall-E. Ah, la ciudad).