lunes, octubre 13, 2008

atención al cliente: cuando la llamada se convierte en La Llamada

Haciendo limpieza de la máquina grande, encontré un post que había guardado de un blog que... ya cerró. Era uno de los tantos blogs que supo haber en un momento sobre atención al cliente y que subía diálogos aproximados de los usuarios que llamaban para dar de alta o baja servicios, pedir un técnico, etc., francamente para morirse de risa. No me puedo resistir, lo pongo acá abajo, para solaz de los amigos:

--------------------------------------
7 minutos... si, 7 minutos!! No sabia que alguien podía demorar eso en encontrar un botón. Esta llamada realmente duró esto, y es REAL (como todas), (...) porque realmente que alguien tarde tanto en encontrar un boton es de no creer... pero bueno.

Lo que sigue es odisea 2006: Botoncito rojo, no te encuentro!

Y la llamada comienza con el clásico:

Yo: Telemóvil, Buenos Dias, mi nombre es Pablo, en que le puedo ayudar?
Cliente: ... eh? (Voz de vieja que inicia sus pasos en la tecnología celular)
Y: Buenos Dias, soy Pablo, de Telemóvil... en que puedo servirle?
C: Ah no, corte corte, yo queria llamar a la Marta.
Y: Para cortar, presione el botón rojo.
C: Listo. Gracias.
Y: No presionó el botón rojo, sigo acá.
C: Ah bueno bueno. Ahora si eh? Listo señor.
Y: (sigo acá pero no te digo nada :P, yo sabia que esta llamada iba a hacer época)
C: TIIIIII TUU TIIII TIII TUUU TI TI TUUUU...
Y: Sigo acá, usted no cortó.
C: Pero yo presioné el rojo!
Y: Si lo hubiera presionado, hubiera finalizado la comunicación y no estaría hablando conmigo.
C: Ah bueno, y como hago para cortar?
Y: Presione el botón ROJO.
C: El verde no?
Y: No! El rojo. Tiene... un color rojo... y un telefonito con una manito que hace como que corta...
C: Listo. Gracias señor, chau eh? TIIII TUUU TIIII TIII TUUUUUUUU TII TI TIUUU
Y: Sigo acá, no marque sin apretar el rojo que me rompe el oido.
C: Marta sos vos?
Y: No, soy Pablo... de Telemóvil... y sigue sin cortar la llamada.
C: Es que apreté el verde y no pasa nada!
(claro, aprieta el verde, el tel. redisca, y encima ella marca arriba el teléfono de Martita...)
Y: Pero le dije que apriete el rojo! Es el botón que está al lado.
C: TIIIIIIIIIIIIIIIIIIII
Y: Ese no es.
C: Ah bueno, entonces debe ser TIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII
Y: Ese tampoco. Y me duele el oido señora no marque arriba de la conversación.
C: TIII TUUU TII TI TUUU TI TI TU TU TI... (como 30 teclas hubo!)
Y: Señora, si usted no encuentra el botón rojo no va a poder cortar nunca, entonces se le va a acabar el crédito con la primera llamada. Preste mucha atención, debajo de la pantalla de su teléfono celular se ubican entre otros, 2 botones. Uno rojo, y uno verde. Por favor, presione el boton rojo, o sea el que no está presionando nunca porque siempre está apretando el verde.
C: Listo.
Y: No presionó ningún botón. (Mi oido dice: Gracias! Al fin!)
C: Ahora si, ya está.
Y: Tampoco presionó nada (Mi oido: Descorcha el Champagne). Y sigo acá.
C: Bueno. TII TUU TII TII TUUU TIII TII TU... (Mi oido: Se suicida.)
Y: Señora, presione el botón ROJO por favor.
C: Marta?
Y: Pablo... de Telemóvil... el que le está enseñando a cortar las llamadas...
C: Ah si, ya apreté el rojo antes, y ahora señor?
Y: Nunca apretó ese botón. Y sigue marcando el número en mi oido, ya es la cuarta vez señora. Tiene que prestarme atención, le dije presione el que está al lado del que presiona todo el tiempo.
C: TIIIIIII.
Y: Ese no es.
C: TIIIIIIII.
Y: Ese tampoco.
C: TU TU TU TU TU TU.

(ESE SI!!! ESE SI!!! ALELUYA!!!!)

Tiempo de conversación: 7 minutos. Que alguien me venga a decir si yo no tengo paciencia con esta gente.
------------------------

Cuando "Pablo" (no se llama Pablo) cerró su blog, lo hizo dejando un mensaje bastante fuerte, básicamente protestando contra el maltrato que se le daba al personal de los call centers, contando un poco sobre la situación de muchos pibes que trabajan de esa manera con contratos a título de "pasantías" que los pulverizan y cómo se los trata. Un tiempo después encontré Teleperforados, un sitio que denuncia este tipo de cosas, donde los empleados autoorganizados encuentran un espacio que los nuclea para evitar abusos y sostenerse entre ellos.

Pilas de blogs como el de Pablo cuentan las gracias y desgracias de usuarios y empleados, y más de uno fue encontrado por "La Empresa" a quien no le cayó en gracia el espacio virtual donde su explotadito de turno se descargaba y o se lo hizo cerrar, o lo rajó. Pero en España está por salir -o ya salió- un libro que se llama "¿Me pone con el cielo?", una recopilación de llamados y anécdotas graciosas de la gente que atiende el 11811 (que vendría siendo como el 110 de acá) cuyos beneficios de comercialización, según cuenta el diario El País, irán destinados a Radio Stereo Vos (Nicaragua), un proyecto de radio local de protección para mujeres y niños. El Colectivo de Mujeres de Matagalpa cuenta con una emisora de radio en esa localidad nicaragüense, y contribuye a denunciar y tratar de evitar las situaciones de injusticia a las que se somete a los sectores más desfavorecidos en la sociedad.
Como se puede observar, lindo contraste entre la situación propiciada por "La Empresa" y la de los empleados del 11811.

Para "Pablo", felicidades, porque buscándote por ahí me entero que te recibiste, y recuerdo que era uno de los puntos que alegabas en tu último post de tu último blog: el laburo insano te estaba matando de a poco, en lugar de ser un medio de subsistencia estaba convirtiéndose en un medio de enfermedad y se te complicaba mucho estudiar.
Para los que tenemos compañeros de trabajo y jefes que leen a diario esto y se mueren de risa, piensan, cantan y dialogan con nosotros, ¡esa es la actitud!.
Definitivamente, hay gente que la pasa mucho peor.

8 comentarios:

Marta dijo...

Disculpe. Es que mi amiga es daltónica.

Baterflai dijo...

MARTAAAAAAAA!! TELEFONOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!

Zippo dijo...

Jajajajajajaja! ¡Marta en línea! Sea quien sea, me alegró el día 300%%.

Dark Knight dijo...

Yo trabajo en un CallCenter, de soporte técnico de Arnet, creo que entre mi stress normal, que ya es bastante elevado de por si solo, ese trabajo y mis pocas ganas de trabajar, van a lograr que mi cabeza estalle y tome una metralleta y destroce absolutamente todo, sin penas y mucha gloria.
Tambien he recibido llamadas como esas, son las peores y verdaderamente ese trabajo mas que trabajo es suicidio a largo plazo.
Paz, amor y mantecol para todos(?) (WTF)

Guty dijo...

Me recuerda al blog "Privado de salud" y "Servicio técnico para pelotudos", ambos discontinuados. Ahh, y al de Jaina, que también cerró.

trespatitos dijo...

el botón para cortar es rojo en toooooooooooooooooooooodos los teléfonos? No lo sabía che.
PD: el diálogo es muy divertido.

Muzza dijo...

Al final no me quedó claro cuál era el botón rojo.

(Privado de salud de vez en cuando se despacha algún post nuevo...)

Ilsa dijo...

Si sólo eso fuera lo peor de un call center...