martes, septiembre 23, 2008

más formas de violencia a un módico precio: hacer clic

Lo que más me saca de querer escribir algo que denuncia o deja al descubierto algún tipo de violencia en este bendito medio que es la interné, es tener que linkearlo para dar la referencia completa.
Cosa penosa es además, que ese link hacia la denuncia sea un link a un medio periodístico. Porque ponele que yo agarro y pongo la tele un día cualquiera a la hora que Reglamento manda y sí, me pongo a ver una FICCIÓN de un tipo pegándole dos tiros a alguien. Que bueno, qué se yo, ficción o no ficción, es un tipo pegándole dos tiros a alguien (salvedad: "pero es algo que en la vida real pasa, por qué no lo va a poder mostrar la tele?" --> a los que piensan eso les pondría a su madre en tales circunstancias, a ver qué opinan, aunque no les va a importar demasiado, seguramente).

A lo que iba es que ayer un tipo entró a balazos (otra vez) a una escuela (otra vez) en Finlandia (otra vez) y parece que había subido unos videos a YouTube (otra vez) como denotando que estaba un poquito enconado con el mundo, videos que Clarín se encarga muy bien de recopilar y poner al atento ojo del lector, sin absoluto previo aviso. No es que aparece un periodista diciendo o mostrando imágenes de la masacre: aparece el chango, lisa y llanamente, pegándole unos tiritos a la cámara, y claro, uno está justamente del lado del espectador, o sea, de la cámara. Hermoso. Un dechado de enseñanzas para todo aquel que quiera saber más o menos qué se siente cuando una pistola te apunta, y no sos actor de una peli de Tarantino.

La mediatización de la información es ponerle un mediador -un periodista- adelante que actúa como amortiguador, filtro o desmadejador de la cuestión para hacerla (además de entendible, historizable, razonable y todo lo-able que se te cante) un poco más digerible al espectador. Pero parece que en aras de comer carne, nos estamos olvidando de cocinarla, no sé si se me entiende la metáfora. Además de que nos estamos olvidando de que se puede comer perfectamente otra cosa, por supuesto.

Nada, nomás me enojé y pensaba un poco en voz alta, como casi siempre, como cuando también pasaron al aire esto de acá.
Subirle el umbral de tolerancia a la gente no es gratis: ayuda a que se pierda el registro tanto propio como del de al lado, puesto en situación de sufrimiento. Pero claro, total, "pasa en la vida real, por qué no lo vamos a mostrar".

En fin. No alcanza con no tener tele, pucha.

12 comentarios:

San_Felipe dijo...

Bater estoy indignado. Esto no puede ser, no puede seguir así. Alguien debe decirlo, alguien debe pararse frente a TN, Clarín o Canal 13 y lanzarles la justa:

"¿Para qué mierda cerraron usuarios de Youtube que tenían imágenes de ARTEAR y borraron videos a mansalva, si después son los primeros que usan videos del mismo sitio para decorar sus notas?"

Ojalá que el asesino les pida copyright. He dicho.

Baterflai dijo...

Debe ser porque el asesino no solamente mató a 10 tipos sino que después se suicidó (?).
No sé si los "herederos" del tal sujeto le reclamarán algo a Clarín.
(Hecho que me parecería bastante menor ante la barrabasada de andar exponiendo a la gente a cualquier cosa, pero bueno, no hay nada de criticable en poner los videos que hizo un tipo que ya se murió, parece).

San_Felipe dijo...

Me había perdido la parte más interesante. Nah, entonces estuvieron bien (?), porque se murió.

Pobre de nosotros. Ahora falta que siguiendo la línea editorial de dicho medio culpen a los narcos...

Guty dijo...

No le veo la utilidad de exponer a la gente ante tamaña boludez. Lo malo es que, lamentablemente, hay público para todo, sino no se entienden muchas de las cosas que se ven por TV y que, a algunos, nos dan asco.

unServidor dijo...

Lo que voy a decir también es duro.
El año pasado mientras esperaba el subte veo el kiosco y tenía los diarios abrochados hasta el piso: abajo (a la altura de la vista de cualquier criatura) estaba Crónica con un titular que decía que interfirieron un canal japonés para pasar gente comiendo bebés... Las letras estaban sobre una foto enorme a página completa, donde se veía claramente, sin nada tapado, a un hijo de puta comiéndose un bebé, ya muerto y cocinado, al que le sacaba un brazo como si fuera el alita de un pollo.
La verdad casi vomito, y al día de hoy no me puedo borrar esa imagen de mierda que me metieron de prepo. Varias infancias habrán cagado ese día los del diario, disfrazando su morbo de escándalo porque otros cagaron otras infancias.

Baterflai dijo...

Y sabés qué es lo peor, veci? Que los subproductos sociales de eso son de dos tipos:
a) los hijos de mil puta que "entraron al hospital donde está internada la nenita a la que violaron y no la dejan abortar y le mostraron fotos de fetos humanos para que se horrorice y desista de su actitud" y
b) los hijos de mil puta que se rasgan las vestiduras por ello, pero que hacen clic en el audio de Cromañón, el video de Clarín y sarasa sarasa, como si tal cosa.

También tenemos a los que (sin justificar los actos de paidofagia, como fue este), al buen modo del siglo XIX, utilizan como horroris causa cualquier cosa que suceda en otro país, más por suceder en otro país que por otra cosa. Siendo el tenor de la nota que es, dudo que los del diario que publicó eso tuvieran algún tipo de interés relativista cultural al hacerlo.

Baterflai dijo...

Otrosí: y sabiendo cómo se inventan noticias para pasarlas por ciertas cuando no hay un choto que publicar, algunas cositas aún se ponen más oscuras de lo que parecen.

G-Fer dijo...

Sinceramente, a mí me asusta los niveles de irresponsabilidad de cierto periodismo, principalmente el Grupo Clarín y el canal América. Tomas en helicópteros de cadáveres, cámaras gesell a nenas abusadas, videos de agresiones a profesores, grescas entre grupos de adolescentes...

No se dan cuenta que el publicar estas cosas alimentan el morbo de otra gente, que puede terminar imitando esas conductas?

Ojo, que esto es muy distinto a la huevada de decir que los videojuegos violentos incitan a la violencia, no estoy diciendo eso...

En fin, es el "paco televisivo" del que hablaba Abraham hace unas semanas.

Baterflai dijo...

Por lo general en el videojuego violento finaliza quien ya tiene el germen instalado.
Que jugar a eso "sea lo más natural del mundo" es la cuestión, como todo lo demás.
Y más aún: qué hacer con lo que sería violencia de no ser un jueguito.
That's the point.

G-Fer dijo...

Hmm... los videojuegos violentos son eso, juegos. Y no por haber jugado durante mucho tiempo a pisar gente en el Carmageddon uno anda tirándoles el auto a las viejas en la vida real. O por matar nazis en el Call Of Duty uno no intenta cagar a tiros a Biondini, aunque se lo tenga merecido(?)

La diferencia entre el juego y la tele es la consciencia de fantasía y realidad. En la tele, un adolescente sabe que el alumno le quemó el pelo realmente a la maestra, y si le parece copado intentará imitarlo. Vamos, la misma razón por la que uno empezó a fumar a los 13 años... Mientras tanto, los medios apuntan sus dedos a Ozzy Osvbourne, Marilyn Manson y algún otro ídolo rockero.

Baterflai dijo...

No, G-Fer, no son "simplemente juegos". Pero no puedo explicarte 4 años de facultad en un comentario.
Lo que sí, no hay una causalidad lineal: "juego a un jueguito/mato gente", es un poco más complejo.

Y el peligro es justamente cuando se diluyen los límites de fantasía y realidad. A los 13 años aunque no lo creas, no están muy definidos que digamos.

Patricito dijo...

Adhiero completamente. No quiero ser repetitivo, pero por algo existen restricciones, se ve mucho en películas o en los horarios que se ponen las serios. Con las noticias pasa lo mismo, Crónica macabramente macabro al menos mantiene un perfil y uno puede elegir no verlo. Pero cuando un medio que "dice" tener un perfil y luego te manda por atrás estas cosas... sacarán sus propias conclusiones. También existe Tinelli, y tantos transgresores de estos límites.

Bater, siempre aparezco cada tanto. Nunca me hice un blog, no se si lo voy a hacer. Escribo pero posiblemente edite un libro en algún momento. No tengo alma de bloguero, si de comentarista. Quizá no te acuerdes de mi, pero no importa. Es muy loco no conocer a alguien pero siempre encontrar cosas en común y sentimientos afines.

Un ciber-abrazo. ;)