martes, abril 01, 2008

gracias por todo, de nada, de nada

Difícil eso de necesitar un vaso de agua y que te alcancen una pala de albañil, un lápiz azul, el DVD de U2, un cronómetro, dos bolsas de arena, tres stickers del Pato Donald, un diccionario de griego, y además, lo hagan con la mejor onda del mundo.
Difícil.

9 comentarios:

roy dijo...

No sea oligarca y si no usas el dvd de U2, regalámelo

Laura dijo...

Necesitamos tan poco que el resto como que está demás ;)

Mantis dijo...

Hay tantos pelotudos sueltos que, a veces, da impresión. La palabra es realmente "estupidez".

Es increíble la cantidad de veces por día en las que me encuentro recibiendo una bolsa llena de clavos tras haber pedido una grande de muzzarela.

El problema está en que uno no es lo suficientemente específico como para saltar la valla de la idiotez (léase: indiferencia, desinterés, falta de responsabilidad) ajena. O al menos, no puede serlo todo el tiempo.

Lo bueno es que uno en algún momento se muere y se vuelve hummus.

Guty dijo...

Uff...yo que tenía el nuevo de U2 para regalarte...bue, si preferís un vaso de agua, ta bien.

zippo dijo...

Y no se te ocurra tratarlo de pelotudo al que te alcanzò algo, ya que encima te sentìs mal.

Pau dijo...

No será que no expresaste bien tus necesidades?? :P

Baterflai dijo...

(me encanta ver qué opinan de un texto, me encanta, me encanta)

Pablo dijo...

El pájaro está en el nido. Se trata de eso, ¿no?

Baterflai dijo...

Uh, cómo seguía?
Jajajajaja!! Ahora no voy a dormiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiir