sábado, junio 23, 2007

Pedraza: castillo, leyendas y tradiciones.


Este post es absolutamente responsabilidad del sr. Chester Lampwick, que me pone a escribir un sábado a raíz de una simple pregunta: "¿la foto de dónde es?".
Intentaré arriesgar una respuesta para tan magna pregunta.


La foto del post de abajo fue tomada en el interior del castillo de Pedraza (visto desde afuera en la foto de arriba), a pocos km. de la ciudad de Segovia. Originariamente la zona era sitio de asentamiento de romanos y visigodos, y según algunos documentos fue ocupada y fortificada por los musulmanes. Tan antigua es la comunidad, que según marca la tradición, allí nació el mismo emperador Trajano (por supuesto, cuando todavía no se llamaba Pedraza el lugar).

- Un castillo con puerta blindada a la usanza de la época... y timbre moderno -

Tanto el castillo como toda la Villa de Pedraza pasaron por la mano de varios nobles, fue dote de casamiento de doña Blanca de Herrera con Bernardino Fernández de Velasco en 1472, y pese a tener como hija ambos a doña Ana, pasó a pertenecer al hermano de don Bernardino, Iñigo Fernández de Velazco. El marido de doña Ana, Álvaro Pimentel de Pacheco, se le fue encima a don Iñigo en 1512, reclamando los derechos de su esposa, batalla mediante.

Se ve que no la ganó, porque la villa continuó en manos de los hijos de don Iñigo (Pedro y Juan), y el castillo fue lugar donde entre ellos tres mantuvieron la custodia de los hijos de Francisco I de Francia(*), quien en esos tiempos había sido hecho prisionero en la batalla de Pavía. (Las novelas antes no salían por la tele, se vivían)

Entre los siglos XVI y XVII floreció la ganadería lanar por la zona, pero en 1812 el lugar se quedó sin régimen feudal, transformándose la comunidad en un Concejo con Ayuntamiento (se puede ver el Ayuntamiento en la foto de abajo).

- Ayuntamiento de Pedraza -

Una de las antiguas historias que se cuentan respecto de la villa, es -por supuesto- una historia de amor y tragedia. La misma, vivida entre doña Elvira y Roberto, un monje capellán del castillo de Pedraza. Ellos se habían amado durante su adolescencia, pero don Sancho Ridaura, conde del lugar y señor con derechos feudales sobre sus vasallos, quiso fijarse en la hermosa Elvira para desposarla.
Los amantes entonces debieron separarse, refugiándose Roberto en un monasterio para ahogar su pena.
Al cabo de unos años, el capellán del castillo de Pedraza murió, y el conde don Sancho pidió al monasterio que le fuera enviado alguien en su reemplazo. Designado fue Roberto por sus superiores para cubrir tal función, descubriendo tanto él como doña Elvira que no habían cicatrizado sus heridas de amor.

- Al fondo, torre de la iglesia de San Juan Bautista -

Cerca de 1212 (unos años antes o después, estoy arriesgando), don Sancho fue convocado, como otros nobles cristianos vecinos, por Alfonso VIII para defender la zona de manos musulmanas. En dicho año se llevó a cabo la batalla de las Navas de Tolosa (ahí sí que en 1212), en la que Sancho de Ridaura peleó, ganó, se cubrió de honores pero al volver... se enteró de que su esposa había sido muy feliz en su ausencia, en brazos de Roberto.
Durante las celebraciones posteriores a su regreso victorioso, llevó a cabo su venganza, de la manera en que aquí se cuenta:
Fue al final del gran banquete cuando el Conde Ridaura se levantaba para anunciar solemnemente que era hora de repartir mercedes entre quienes, en su ausencia, se las habían merecido.
Así, en un silencio impresionante, entraban dos caballeros armados, llevando una bandeja con una corona de hierro llena de púas enrojecidas al fuego. Ante el estupor de todos, el Conde clavaba la corona en las sienes del monje, mientras su señora huía despavorida hasta el final de la torre, donde la encontraron con una daga clavada en su corazón, burlando así la venganza de su marido.
La historia no dice más de don Sancho después de este episodio -salvo que prendió fuego al castillo- y en 1925 el pintor Ignacio de Zuloaga (cientos y cientos de años después de que toda la villa pasara de dueño en dueño y por reformas institucionales varias) compró el castillo y lo acondicionó en parte como estudio. La torre que puede verse en las imágenes corresponde al lugar de trabajo del pintor, ahora convertido en museo.


La entrada al castillo y blasón sobre el portal corresponden al período de posesión de los Fernández de Velasco, Condestables de Castilla y señores de la villa. Fue construido en 1501. A los costados, firma del pintor Zuloaga en sendas banderolas; en la torre reconstruida es donde está su estudio.

+ Más sobre la villa de Pedraza.
+ Un sitio buenísimo con fotos sacadas en días soleados, y bastante historia.
+ Ignacio Zuloaga, pintor en Pedraza.

(*)Francisco I de Francia fue amigo y mecenas de Leonardo da Vinci. Tanto que le compró "la Mona Lisa" y la colocó... en su cuarto de baño.

- Callecita de Pedraza -


- Vista interna de la única puerta de acceso a la villa - Encima está el blasón de los Fernández de Velasco


- Uno de los patios internos, de noche -


Epílogo:
Las historias de amor siempre nos recuerdan otras cosas, y muchas otras cosas nos suenan a historias de amor. Un clásico medieval-renacentista anónimo del siglo XVI (registrado en esa época, puede ser anterior) es "Din dirin dín", canción que bien pudo haber cantado en soledad doña Elvira, salvando las distancias temporales, al añorar a su lejano amor, Roberto.



Dindirindín dindirindín dirindanha, dindirindín.
Yu me leve un bel maitín
Matineta per la prata,
Encontré lo ruiseñor
Que cantaba so la rama
Dindirindín.
Dindirindín dindirindín dirindanha, dindirindín.

Ruiseñor, le ruiseñor
Faite-me aquesta embaixata
Y dígalo a mon ami,
Que yu ya so maritata
Dindirindín.
Dindirindín dindirindín dirindanha, dindirindín.

(si requieren traducción, pídanla nomás, pero creo que se entiende).

18 comentarios:

vill_gates dijo...

Muy bueno bater, pero Chester es sádico; aprovecha el solcito que hay afuera antes de que el frío sea cómplice de tu pereza.

Y además podés sacar fotos. El color de las hojas de los árboles, la combinación entre todas ellas más bien, es impagable en ésta época del año.

Baterflai dijo...

Sí, pereza o no pereza, tengo que ponerme a estudiar. Parciales la semana que viene, pocas fotos en el horizonte :(

Weltklang dijo...

Tremenda historia la de Elvira y Roberto. La crueldad medieval se filtró en todo, hasta en las historias de amor. Me recuerda a la tragedia de Eliosa y Abelardo

beso
W

Tempera Mental dijo...

Mi queridísima Baterflai, como siempre lo tuyo impecable!

Hermoso.

venusina dijo...

che, qué lindo final el de Elvira y Roberto! No Bater, muy linda toda la data sobre Pedraza.
Me encanta ese portal con pinchos, es una manera bastante peculiar de invitar a pasar a tomar unos mates al rancho.

Nicolás, Enano gruñon dijo...

Muy bonitas fotos...
Tengo otra preguntita para ti...
¿Dondé puedo conseguir esas hermosas puertas blindadas???
Me vendría muy bien una en casa...
Saludos

Chester J. Lampwick dijo...

¡ESPECTACULAR!

Ojalá todo el mundo respondiera mis preguntas como vos.


Me quiero ir a España!!!!!
Algún interesado en financiarme el viaje? Y la estadía?

Barluz dijo...

Buenisima la historia de los enamorados, bah tragica pero apasionante y apasionada!

No lo puedo creer, la cancion del final yo la cantaba con el coro de la escuela secundaria!!!

Chester J. Lampwick dijo...

No hago más que emocionarme.

Gracias por post como éste, Bater.

Laura dijo...

Bellísimo lugar.
Historia y leyenda para el lado que mirés!
Me encantó el paseito. Gracias.

Corvina dijo...

Qué historia de amor y de muerte. Hermoso lugar, hermosas fotos. Todos flasheamos con la Pentágono.

nice dijo...

Chester España no es eso...

eso es puro parque turistico mediaval

tendrás que hacer cola y pagar para entrar a mirar cualquier oscuro cuadro colgado en el fondo de una iglesia

España es la puerta de Europa, para miles de moritos, indios , chinos, sudsaharianos, sudamericanos,...,
pero caben mas. Vente pa´España Pepe. Llamame que yo te busco un curro de salario miserable y una cama alquilada por horas para dormir.

No, en serio Chester esa es la vida del inmigrante, no se si estais peor por allí pero esto no se parece en nada al paraiso.

Muy bueno el post, Bater

Uno que vive en Madrid y no aguanta mas

Chester J. Lampwick dijo...

Yo quiero ir a pasear!!!

A currar por un salario miserable ya fui (bueno, tampoco era taaan miserable)!!!

Ahora quiero ir a pasear!!!

Saludos Nice

:)

Baterflai dijo...

El lugar es realmente impresionante, sip. :)
Da cosita andar caminando por lugares de los que ha quedado tanta documentación histórica. A eso no estamos muy acostumbrados por acá, donde le decimos "historia" a todo lo acontecido de 200 años a esta parte, más que nada porque no tenemos contexto físico y documental accesible inmediato, y porque mayoritariamente hay mucha historia nuestra parte acá, y parte en los lugares donde vivieron nuestros bisabuelos.
Y además, porque no tenemos noción de conservación del pasado: históricamente puede observarse hasta en desde los gobiernos, donde cada uno que sube no intenta pensar en modo proyectivo y recuperatorio, sino aniquilador de lo presente para dar lugar a la resolución de emergencias o de proyectos personales.

nice, es cierto, tanto que en Pedraza, sus habitantes fijos no son más que 14 familias. Eso me olvidé de ponerlo en el post.

Voy a escribirte algo sobre inmigración a principios de siglo en Argentina y te lo mando, y también el título de un libro bastante interesante... que si no conseguís por allá, veo de comprar acá y llevártelo cuando vuelva por aquellos pagos. Echa bastante luz sobre lo que fue el proceso inmigratorio en nuestro país y las ideas que se manejaban en la época, políticas implementadas, etc.
No puede ser ajena la situación, en tanto las corrientes inmigratorias siguen existiendo, aunque en un marco sociopolítico diferente, y con intervenciones profesionales de otra índole, acorde a nuestro modernísimo (?) siglo XXI.

uy, cuánto que escribí.

nice dijo...

hace lo menos veinte años que no voy por Pedraza, pero si es (era) un lugar impresionante.

Pero hace pocos meses pasé por Toledo que fué la ciudad mágica de mi infancia y se me cayó el alma a los pies, hay mas turistas que piedras y la Iglesia te cobra tres euros por atravesar cualquier puerta..
en eso pensaba cuando escribí lo de Parque Temático Medieval

no se, tal vez eso sea el progreso
o la democratización del turismo,
pero el resultado final da un poquito de pena

Baterflai dijo...

Me faltó Toledo, pero anduve por Segovia. A su catedral tuvimos el ¿gusto? de que nos dejaran entrar por tres euros, y si queríamos ver algo iluminado, debíamos depositar un eurito más en la caja de CADA RETABLO y esperar a que se prendiera.

Lo posteó Pat por acá.

Carlos dijo...

Enhorabuena por el post. Es un sitio fantástico éste de Pedraza. Yo también lo he visitado hace algunos días y publiqué una pequeña crónica en mi blog, aunque más sencillota y con menos contenido legendario: http://carlosjaviergalan.blogspot.com/2007/09/pedraza-villa-medieval.html. Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola, tu blog està genial, lo acabo de descubrir. Lo encontrè, buscando la melodìa dINDIRINDÌN. La versión que tienes es la mejor que he oìdo. Me puedes decir còmo la consigo. Gracias, la necesito mucho. Mi e.mail es: dohryan@hotmail.com