lunes, mayo 14, 2007

a unos miserables miligramos de lograr lo imposible

Lo que puse en este post de acá estaría a escasos micrones de convertirse en realidad.

Listo, ahora apliquémoslo a las llaves, a los documentos, a los papeles importantes y ya tenemos un invento más que útil para la sociedad moderna.

¡Eaeapepé!
¡Seguí remando que el reemplazo al llavero silbador, está a la vuelta de la esquina!

Ahora falta una calle con el nombre de Martín Karadagian y podemos ser felices.

8 comentarios:

Weltklang dijo...

A pedir de post! Yo compro

Tempera Mental dijo...

Me imagino que patentaste tu idea no?

Baterflai dijo...

Obviamente no.

venusina dijo...

pucha, si lo hubiésemos tenido en los 70!

venusina dijo...

obviamente, del lado de "los que sí".

Fla-q dijo...

Compro!
(y después pido rescate, muejejeje!)

El Padrino dijo...

Considero que el comentario más apropiado es:

"Lo pedís, lo tenés."

seguido por...

Vaya que poder, que influencia que tienes.

Baterflai dijo...

Suelo pedir cosas que ya tienen en mente personalidades mucho más cráneas que yo. :P

Pero después de lo de Aerolíneas y lo de Metrovías, estoy empezando a sospechar.