jueves, abril 19, 2007

y no está! y no aparece!

El primer recurso es buscar donde uno supone que lo guardó. Recuerda el día en el que salió a la calle, hizo el trámite y volvió a su casa con el comprobante, y sabe, sabe mucho, sabe bien que lo puso en un lugar.
Momento.
Un lugar: pueden ser muchos lugares, según uno tenga en cuenta
  • Lugar habitual donde pone ese tipo de papeles.
  • Lugar diferente, donde uno lo puso "para que no se mezcle con todo lo demás".
  • Lugar diferente pero rarísimo, "para tenerlo a la vista" (mentira, flagrante mentira)
  • Lugar parecido al habitual, o lugar alternativo (como un backup del lugar habitual para poner ese tipo de papeles).
  • Adentro del cuaderno de clientes (claro, uno tiene 3 cuadernos).
La cosa es que llega el bendito día en el que uno necesita imperiosamente ese papelito, el maldito comprobante soroboncho, y hete aquí que tal como el infierno había previsto y merced a que nuestro cerebro es un cúmulo de maníes secos o quemados y nada más que eso (en un acaso solamente sus cáscaras), no aparece por ninguna parte.
Mientras uno anduvo por media ciudad, hizo otras cosas, se le llenó la RAM de otras urgencias, se deprimió, tuvo una vida o veloz o raquítica, y llovió, encima.
El comprobante soroboncho no está, uno incluso hizo orden en su casa, se obligó a buscar en lugares que ya sabía plagados de papeles viejos, estampitas de bautismo de sobrinos y manuales de aparatos que ya se rompieron (o le afanaron), revolvió -en nuestro caso de mujeres- cuanta cartera había por ahí, con un resultado infructuoso por intento.

Nada.
El comprobante soroboncho sigue por el momento evaporado y la vida es más gris, más oscura porque lo único que encontramos en su lugar, es nuestra desesperación.

Voy a seguir buscando. No podés ser tan Wally.
---------------------
APDEIT:
El comproboncho apareció.
Con eso tenía que ir a buscar la valija que me hicieron pomada en Ezeiza.
¿Saben qué?
La valija no tiene arreglo, ahora van a reportar el asunto a Aerolíneas porque parece que tienen que reponerme una nueva.
Sé que Samsonite tiene un modelo exactamente igual al que me hicieron pelota, así que esperemos que no se hagan los estrechos y repongan los daños materiales (una parte: la ropa que me afanaron nunca va a aparecer) ocasionados.
Mientras, me hice un repaso por todos los cajones de mi casa y papelitos de recuerdo del viaje, que son unos varios kg.

Y al comproboncho lo pego con un iman en la heladera, mejor.

17 comentarios:

Weltklang dijo...

En casos así se puede buscar alguna otra cosa. Porque el objeto de la busqueda nunca aparece, en cambio vas encontrando cosas que otras veces te cansaste de buscar y ni noticias.

Baterflai dijo...

Aún mejor, encontré cosas que menos mal que encontré, porque ni sabía que no sabía dónde estaban.

SW2 dijo...

Los cajones de ciertos muebles tienen la extraña costumbre de esconder aquello que vamos a necesitar imperiosamente determinado día. En casa, por ejemplo, mi mesa de luz sabe esconder todo tipo de facturas, como las de Edesur, Telefonica, Metrogas, etc... En cuanto me corten alguno de esos servicios por falta de pago, la mesa de luz pasará a mejor vida, transmutando a astillas para encender el fuego del asado dominguero.

Corvina dijo...

Claro, buscando otra cosa aparece lo que ya no estás buscando. Yo siempre invoco en voz alta a "San Antonito de las cosas perdidas" como me enseñó mi tía Clotilde.

*cone* dijo...

ay bater como te entiendo. son unos hdp, igual como me paso a mi.
espero que por lo menos te repongan la valija. no quiero darte esperanzas porque con mi sansonite jamas lo hicieron y me la pagaron 50 miseros dolares. espero que hayan cambiado en algo. mantenemos al tanto.
cariños

Baterflai dijo...

Sí, lo gracioso es que primero no aparecía, y después apareció, destrozada.
Ya tenía el trámite por la desaparición, ahora por el destrozo. Ambos dos están documentados en el papelerío que tienen en sus manos.

Daño doble.

Solamente por eso merecen ponerse un poco las Eveready.

ElTeta dijo...

¿Probaste de hacer como que no te importa?

LORD MARIANUS dijo...

Ay con las formalidades...

Usted sabe una cosa
Yo también la se, por que la he visto
Y el también, estaba conmigo
Y usted tambien, dado que estaba la lado de él.

Pero que lástima, si no se encuentra el comprobante, no podemos hacer nada.

Tal el concepto de "burocracia", un sistema según el cual las cosas y los hechos no existen si ningún papel las menciona.

Baterflai dijo...

Ya lo dijo el sabio: "que algo esté mencionado en un papel es como que un árbol hable".

venusina dijo...

¿por qué la cosa que una estuvo buscando todo un día o quizás semanas aparece justo cuando dejaste de pensar en ella?
Aparece en la memoria como un flash que te lleva directamente al lugar.

Anai Le dijo...

¡Hombres de poca fe!
Hay que hacer como la tía de Corvina.

Santa Rita también sirve (www.santarita.cl). En particular el cabernet sauvignon, que no hará aparecer lo que busca pero la relajará mientras tanto.
Úsese con moderación.

Chester J. Lampwick dijo...

¿Al menos se lo pidieron el comprobante?

No son pocas las veces en que dilapidé horas de mi vida buscando algo que después nadie solicitó.

Maru dijo...

soroboncho es una de las mejores palabras que existe. Es al pedo que lo busques en los lugares lógicos, jamás va a estar ahí...

Patrizio dijo...

El otro día fui a sacar una libreta nueva del banco porque la necesitaba y había desaparecido. Entré en casa con la libreta nueva en la mano y, de verdad, no pasaron 5 minutos y apareció la que estaba "perdida".

Abuanten los sorobonchos.

Y que sea buena noticia al final. Que te den la valija nueva ibualita.

Tempera Mental dijo...

Anai, voto por eso!

Santa Rita, tres medallas!

Tengo una amiga que invoca al angelito (así le dice ella) para que aparezca lo que eternamente pierde -ella tiene una constancia en eso increíble-.

En mi caso, estuve buscando un micrófono para la compu porque necesitaban uno prestado en la oficina para un curso que iban a hacer. La cosa es que me mudé hace poco y hasta no hace muchos días veia los tres micrófonos dando vuelta a cada rato, como corresponde ahora que los necesito han desaparecido de los lugares que solían frecuentar.

Lo mismo y perdon por lo extenso del post, me pasó con un soroboncho que me dio el constructor que me dijo: "Esto guardelo bien porque no creo que lo necesite pero si hay mucho viento con sudestada puede que venga olor a la cocina".

Obediente como nadie lo guardé diciendo acá esta seguro para cuando lo necesite. Bien, se ve que seguro está porque lo necesito y no recuerdo el "acá".

Si alguno tiene ideas de como encontrar sorobonchos además de las que ya tiraron porfis me avisan. La baranda está matando.

Gracias.

Quien Te Ha Visto dijo...

Pero la gente de Aerolíneas o de Ezeiza.. ¿qué dice con respecto a que te apareció destrozada la valija?


-
En mi caso particular si pierdo algo es porque intenté ordenarlo en algún lugar. Si no estaría en el escritorio.

Silvana Sisti dijo...

hoy me pasó eso y encontré miles de cosas que si las necesitaba no hubiera imaginado que estaban allí. Aproveché también para tirar varios papeles guardados el divino pedo. Lo que buscaba no apareció. Seguiré informando.