jueves, abril 26, 2007

volviendo de Artasona


Lo más impresionante de la zona es el viento.
Los molinos eólicos (esos ventiladores gigantes) ocupan grandes extensiones y se mueven, constantemente, se mueven, de día, de noche, de día, de noche...

3 comentarios:

Tempera Mental dijo...

Que bueno que ya hayas probado lo del viento, para que cuando me visites no te asombres si ves pasar volando cosas de volúmen importante.

:PPPPPPPPPPPP

Patrizio dijo...

Y no te olvides de que además de moverse de día y de noche, te saludan.

:D

venusina dijo...

:D, che más respeto con los ventiladores saludadores. Además este verano me parece que vamos a necesitar unos cuantos de esos por acá.