jueves, marzo 15, 2007

la sorpresa

Hizo una entrada tan sigilosa que la mujer se sobresaltó.
- Dios Santo -exclamó-, creí que era el arcángel Gabriel.
- Pues fíjese que no -dijo Tobías-. Soy yo, y vengo a contarle una cosa.
Ella se acomodó los lentes y volvió al trabajo.
- Ya sé qué es - dijo.
- A que no -dijo Tobías.
- Que anoche sentiste un olor de rosas.
- ¿Cómo lo supo? -preguntó Tobías, desolado.
- A mi edad -dijo la mujer- se tiene tanto tiempo para pensar, que uno termina por volverse adivino.

Gabriel García Márquez, El mar del tiempo perdido.


En la biblioteca redescubrí "La increíble y triste historia de la Cándida Eréndira y de su abuela desalmada", un volumencito de siete cuentos de Gabriel García Márquez. El cuento del que extraje el fragmentito de arriba es previo a "Cien años de soledad", y realmente merece, todo todo todo el libro, ser leído y releído y regalado para cumpleaños, aniversarios y ocasiones varias.
Muchas veces uno cae a la Feria del Libro con más desorientación que propósito. Bueno, acá hay un lindo propósito para engordar los estantes: engordar el interior de quienes quieran llevarse unas páginas del Gabo a su casa.

12 comentarios:

Mich dijo...

de puro insolente e inorante suelo ufanarme denostando a García Marquez en toda charla de café (mi elemento intelectual por única posibilidad) que se presente.
SIN EMBARGO, "La increíble y triste historia de la Cándida Eréndira y de su abuela desalmada", junto a algunos pasajes de "Entre Cachacos", conforman un GM que me gusta.
Voto Mich: cómprele el librito a quien corresponda, es barato, bueno y no ocupa mucho lugar

Patrizio dijo...

García Márquez debe ser el autor que más leí en mi vida. El hecho de haber leído alguno que otro que no me gustó nada ("Historia de un secuestro", por ejemplo), no le quita una gota a mi gusto por sus novelas.

Eso sí, ahora estoy leyendo unos cuentos de Leo Masliah.

¿O no tengo derecho a reírme? =D

Fla-q dijo...

Recomiendo también la versión fílmica dirigida por Ruy Guerra.

Mari de Mardel dijo...

Me llevo mal con ese señor. Porque tuve que arrancar con Crónica de una muerte... para la escuela. No, a mi no me la pidieron, sino a un chico de 8vo. año que se llevó lengua, y me viene de un día para otro con "Ah... y tengo que dar ESTA novela".
Casi me muero.
Y encima, el pibe no aprobó.
Asi que pobre Marquez, primero me tendré que sacar la bronca y capaz CAPAZ que después le doy otra oportunidad.
Me parece un texto duro de roer para pibes que escasamente manejan 100 palabras distintas al día. Imposible leer una hoja de corrido sin perderse (para ellos, y para mi un par de veces te diré...)
O tal vez es mi síndrome de ama de casa que no me deja ver más allá del horizonte televisivo.
Yo antes sabía cómo se decía eso...pucha. Bueno, eso.

Baterflai dijo...

Mari: no sé qué tipo de análisis le deben haber pedido a un pibe de 8ºaño, pero justamente por el orden temporal de "Crónica de..." no es nada simple seguirla. Además confieso que es uno de esos que casi revoleo cuando lo leí, y menos mal que lo agarré después de "La triste historia de..." y de "Cien años de...", y ya al Gabo cierto afecto le tenía. Dale una oportunidad a la Cándida Eréndira, es un buen libro. =)

Mich: yo le regalaría el librito a Mari, por ejemplo.

Pat: no sabía! y si algún año estás acá para la Feria del Libro, adiviná a dónde SI O SI te voy a arrastrar.

Flaq: Recuerdo haber visto algo, pero es muy pinosolanesco mi recuerdo. Quizás por la temática del cuento.

Diótima dijo...

Tengo 19 años y lei ese libro mientras cursaba el secundario, iba a un colegio religioso ("de monjas") y lo unico que le permitían a la profe de literatura que nos diera era "El coronel no tiene quien le escriba". No quiero desmerecer este libro en realidad a lo que quiero llegar es que me parecio una actitud de troglodita este tipo de censura. ¿pueden creer que sigan existiendo este tipo de personas tan cuadradas?. A mi me parece que un adolescente de 16 años esta preparado para este tipo de historia, a mi me lo regalaron a los 15 y no me genero ningun trauma ni me converti en una pecadora jajajaj. Saludos! Ciao

Baterflai dijo...

Diótima: es que depende tanto del colegio... Mirá, por una cuestión de que me llevo mejor con la vida sin sotanas (aunque quien quiera seguirlas, que las siga, pero no es ni mi modo de pensamiento ni de procedimiento), mi hija no va a colegio religioso. Después de leer por ahí que Benedicto XVII ratificó el celibato sacerdotal obligatorio y propuso volver al latín como lengua para el oficio de la misa (no toda, pero sí gran parte de ella, además de proponer el latín para rezar oraciones como el padrenuestro), sumado a tu comentario, no es que me sorprenda de que existan personas tan cuadradas, sino que me explico desde dónde se fomenta la cuestión.

A los 16 años se está preparado para más cosas de las que se cree, si uno tiene buen diálogo con sus pares, su familia y tiene la cabeza abierta para pensar sobre la vida y sus problemas (que definitivamente, no están en latín, sino en el idioma del país donde cada uno se ha criado).

Si bien leer cualquier cosa es perder el tiempo (lector: huya, que no es tarde!), retacear lectura en lugar de abrir campo de pensamiento sobre ella, es inhibir el crecimiento.

Lo más copado es que una vez terminado el secundario... los libros siguen ahí, como para que los puedas leer. Y a menos que la Inquisición retorne (y aunque retorne), van a seguir ahí, al alcance de los ojos de quienes quieran leerlos. POR SUERTE!!!

Mich dijo...

Beredicto Mich XVI opina:
Para la Maaaari: "La Cándida Eréndira..."
Para la Diooooótima: "Pantaleón y las Visitadoras"

Uno de los ocho dijo...

Que lindo post para una referencia televisiva! (?) Ahí va:

"Gabbo Fabbo"

Particularmente me agrada mucho Gabrielín; lo disímil de algunas de sus obras tienden a reflejar su gran capacidad adaptativa y su habilidad para hacer parecer simples temas quizá harto complejos.

Bueno, fué la porción de cultura del día, ahora me vuelvo a comer choripanes en sunga, escuchando la versión de "la lambada", por Valeria Lynch.

PD: acá le iba a hacer notar con un comentario muy gracioso que ya mató y reemplazó al poteitou, pero no da.

Baterflai dijo...

Creo que el potéitou será, de lejos, algo que nos sonsacará no sé si una sonrisa, un sarcasmo o qué, pero algo nos sonsacará.
Esa sonsa cara será. (?)

Mich dijo...

el potéitou nos va a dar larga tela para cortar...

Patrizio dijo...

Sí, sí, en mi biblioteca, ahí abajo, está la "sección García Márquez". Y recién fui a verla ;)
Es "Noticia de un secuestro" y no "Historia de un secuestro", como dije. ¿Ves? Como no me gustó, no me acordaba ni el nombre.
Y como estamos nombrando obras del susodicho no me quiero olvidar de otra de sus obras de arte: "El amor en los tiempos del cólera".

En cuanto a lo que cuenta Mari, ¿justo ese libro para un chico de 8º año? Se puede elegir mucho de García Márquez que tenga el mismo valor literario, pero que esté más acorde con la edad de esos chicos ¿no?