sábado, febrero 17, 2007

agárrense de las manos

Falleció Hermino Iglesias y pese a que haya algún renglón de su post con el que no coincida plenamente, la anécdota que protagonizó Martino en la tarde de ayer, no tiene desperdicio.

Vayan y arrimen su fósforo para encender... una velita in memoriam del dirigente peronista.

1 comentario:

minimumi dijo...

¿No era HerminIo?
Si lo creman, ¿no es incendiar Iglesias?
Sus cenizas, ¿son desechos tóxicos de hechos tóxicos?

HI: fuiste un HdP. Hasta bubca.