miércoles, enero 03, 2007

la felicidad de formar parte de un grupo

Ya van varios blogs en los que leo que ya del recurso "primer niño del año", "primer turista que ingresa al Partido de la Costa del año", "primer cañita voladora incrustada en el ojo del año" nos tiene insuflados a unos cuantos.

Lo otro que particularmente me tiene insuflada es que el primer día del año, el 90% de las noticias en diversos medios sean: choques, asaltos mientras festejaban, muertos por balas perdidas, quemados, intoxicados, gente que llora porque se cortó la luz y perdió la mercadería, es decir, todas noticias de bajón, que nos recuerdan que por más que el año cambie la vida sigue siendo un recurso frágil, igual que el año anterior.

¿Es necesario machacar tanto con eso?
El día en que no haya un muerto, un quemado, un herido con un corcho ¿de qué van a hablar los diarios? Si no hay nada para publicar, ¿por qué no recurrir a otro formato, o inventar uno nuevo, o innovar, en lugar de insistir con que todo es catastrófico el primer día del año?
Si a la primera página la hicieran los lectores, durante dos días, por lo menos creo que el alarmismo y el bajón que emanan de situaciones que mayormente no le interesan más que a los afectados directos por la situación (o te pensás que yo voy a hacer algo más que de espectadora frente a la noticia de los cinco tipos que se hicieron paté contra un camión en la ruta 8), se reduciría en un margen bastante amplio.
Pero entrar a un año nuevo desde la fosilización del "ay, pero mirá, pobre gente, qué desastre"... ¿te gusta?

Ojo, no es "hacer de cuenta que no pasa nada"; sino tomar en consideración que quizás también pasen otras cosas, cosas que la gente es capaz de generar y no fomentar el papel de mero espectador frente a la vida que va y viene porque es vida, y la vida, como el tiempo, pasa.

PD: sí, sigo en mi Síndrome Mafalda. Lo siento, nací así.
-----------------------------------
APDEIT:
Mientras desde las tapas de los diarios nos tiran para abajo, hay gente como la de Fundación Luz que tira para arriba en cualquier época del año, y que lleva a cabo una labor increíble en cuanto a capacitación de educadores que trabajan en hogares de adolescentes y niños.
Conozcan qué hace esta Fundación por los chicos, y de qué manera también se puede colaborar.

7 comentarios:

Pat dijo...

Voto por eso.

Como dije en alguno de los blogs en los que se quejaban de todo esto, cuando yo era adolescente nos divertíamos leyendo los titulares de Crónica y Diario Popular. Puros policiales. Y nos parecía ridículo. Claro, del otro lado teníamos diarios "serios" como La Nación o Clarín.
La Nación de hoy es peor que Crónica de fines de los 70.

Y estoy de acuerdo, no es "hacer de cuenta que no pasa nada". Es que ocupa el 90% del espacio, como decís, y no es ése el porcentaje de significado que tiene en nuestra sociedad.

Pan y circo.

Guillermo dijo...

Yo voy a participar en dos mil sietes... pero quiero dejar clarito de entrada que no pertenezco ala "Generación Podetti" Pertenezco a los Mantantiru 1.0. Que joder.

Baterflai dijo...

No hagamos línea divisoria donde nomás hay buena voluntad.

2mil7s derrumba fronteras, licua diferencias, destruye prejuicios y tiene por objetivo juntar fotos de sietes de todas partes del mundo.

(?)

Anónimo dijo...

Mi maestra de budismo me comentó que en China hay un diario que publica en primera plana las buenas noticias del día; no es que no cuentan lo malo que ocurrió, pero le dan un espacio menor. Esto es porque para el budismo todas las acciones comienzan en el pensamiento, si uno tiene pensamientos negativos construye una realidad negativa. Lo que quería contarte es que cuando el diario comenzó a circular muchos auguraron que no iba a salir mucho tiempo, que solo era para budistas o para algun "loquito", la sorpresa es que el diario continua desde hace años, y es el tercero en cantidad de ejemplares vendidos en China. Quiere decir que mucha gente está esperando que le cuenten la realidad desde otro lugar, pero al periodismo nacional parece no importarle.

Baterflai dijo...

Imaginate entonces lo que puede ayudar a la construcción de una realidad negativa, la tapa de un diario que tiene un par de cientos de miles de ejemplares de tirada!

Incluso el enojo que provoca verificar eso, es parte de lo "no copado" del hecho; además de querer otra cosa, no deja de darte un poquitito de bronca que nomás la cagada o lo reiterativo sea noticia.

Los medios como sostén de la idiosincracia y como memoria cultural podrían fijarse un poquitito más qué es lo que promueven desde sus publicaciones.

numaleon dijo...

Luchamos desde acá contra la sobreinformación y la banalidad.
Gracias por notar lo que pasa.

LORD MARIANUS dijo...

Ese día deberia estar ayuno de noticieros o al menos, de resúmenes de más de lo mismo de todos los 1º de cada año.